Hoy inicia negociación de la segunda etapa de la Maccih

 Coalición para renovación de la Misión pide que no se hagan cambios al convenio, otros piden que Honduras combata corruptos.

Convenio entre el Gobierno de Honduras y la OEA se definirá hoy en Washington.
Convenio entre el Gobierno de Honduras y la OEA se definirá hoy en Washington.

TEGUCIGALPA.

En Washington se define desde hoy la segunda etapa de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad (Maccih).

Según el comunicado emitido por el Gobierno de Honduras se busca crear “un sistema más fuerte de transparencia, lucha contra la impunidad y combate a la corrupción en Honduras”.

Esta negociación genera diversas reacciones en el país, unos pidiendo que la renovación del Convenio sea sin ningún cambio, otros que sea renovado por poco tiempo y hay voces como la del alcalde de Tegucigalpa, Nasry “Tito” Asfura, que ven ese convenio como “penoso”. “Da pena que vengan personas de otros países a ponernos orden. Las instituciones hondureñas deben ser capaces de luchar contra la corrupción para que los casos no queden impunes”, refirió Asfura.

La mesa de evaluación de trabajo que se integró tanto del Gobierno de Honduras como de la Organización de Estados Americanos (OEA), recomendó prorrogar el convenio del organismo para continuar la lucha contra la corrupción.

Opiniones

Surgen voces de apoyo, otras que piden que sean los hondureños los que continúen luchando contra la corrupción en el país. Una de ella es la de la Coalición por la Renovación de la Maccih, que ayer pidió a la OEA renovar el organismo y no modificar el convenio. “Se da la bienvenida” a la reunión prevista para conversar sobre la segunda etapa, pero debe llevarse a cabo sin ningún cambio al convenio. Cualquier cambio se entiende como la no continuación de la Maccih”, explicó Fátima Mena, miembro de la Coalición.

Entretanto, la Confraternidad Evangélica opina que el convenio de la Maccih debe ser renovado por poco tiempo. “Creo que debe ser corto el tiempo porque nuestras instituciones han aprendido mucho. La Maccih, no debe estar siempre en Honduras, sino que hacer una misión de acompañamiento”, expresó Oswaldo Canales, pastor evangélico.

Honduras puede desarrollar un sistema propio orientado a manejar la corrupción.

Alberto Solórzano, pastor evangélico

El pastor Alberto Solórzano también es de la misma opinión. “Honduras puede desarrollar un sistema propio que vaya orientado a manejar los temas de transparencia y de corrupción”, opinó.

Mientras, la Conferencia Episcopal de la Iglesia Católica es del criterio que tanto la Maccih y otras entidades que luchen contra la corrupción deben permanecer en el país hasta que exista una institucionalidad independiente y lo suficientemente fortalecida.

En medio de criterios encontrados hoy se definirá el futuro de la Misión, si se quedará con más dientes para atacar a los corruptos o se debilita o queda como se ha rumorado, como un ente asesor del Ministerio Público, Corte Suprema de Justicia (CSJ) y Tribunal Superior de Cuentas (TSC). En cuatro años, la Maccih y la Unidad Fiscal Especial Contra la Impunidad y Corrupción (Ufecic) han investigado varios casos que dejan alrededor de 309 millones de lempiras en perjuicios al Estado. La sociedad hondureña pide que la Maccih se quede y combata la corrupción en el país.

Gobierno reactiva el Fonac

TEGUCIGALPA. El Gobierno de Honduras reactivó ayer el Foro Nacional de Convergencia (Fonac) como un instrumento que proponga estrategias en materia de anticorrupción, de seguridad y reformas electorales.

Ese organismo quedó conformado por iglesias, universidades, grupos populares y sociales, empresa privada, organizaciones no gubernamentales con el objetivo de ser un facilitador para el diálogo entre distintos sectores de la sociedad, donde buscan dar seguimiento al Plan Nacional y Visión de País.

El Fonac fue instalado por un período de dos años tras conversaciones con distintos sectores. Como temas de agenda priorizan, según el comunicado emitido por Casa de Gobierno, la formulación de un sistema de transparencia y anticorrupción, y una estrategia de mediano y largo plazo en materia de defensa, seguridad y justicia. Asimismo, se definieron como grandes retos, ejecutar acciones de auditoría social e incidencia política para mejorar la prestación de servicios públicos de educación, salud, agua potable y energía eléctrica. Además, piden al Gobierno ejecutar programas de apoyo a los micro, pequeños y medianos empresarios.

xo-maccih12-271219(800x600)
La Prensa