La Maccih ha detectado L309 millones en perjuicios

La cifra surge de los 11 casos de corrupción que ha presentado la Misión ante la justicia

Fachada de las oficinas de la Maccih, enviada por la OEA al país a petición del Poder Ejecutivo.
Fachada de las oficinas de la Maccih, enviada por la OEA al país a petición del Poder Ejecutivo.

Tegucigalpa, Honduras.

Los resultados de la Misión de Apoyo contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (Maccih) desde su llegada al país son positivos.

Así lo refleja en su informe la Mesa Técnica de Evaluación integrada por cuatro expertos de la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Gobierno de Honduras.

Desde 2016 a la fecha, establece el informe, la Maccih ha judicializado 11 supuestos casos de corrupción ante los tribunales y ha presentado tres acciones de aseguramiento de bienes.

El equipo integrado por agentes de la Unidad Fiscal contra la Impunidad de la Corrupción (Ufecic) y la Maccih ha logrado el auto de formal procesamiento de 112 personas, de las cuales 80 son funcionarios públicos y otras 44 son particulares, señala el documento oficial.

LEA: Piden la destitución de la directora y subdirector del Instituto Penitenciario

Los fiscales de la Maccih implementaron en la Procuraduría General de la República (PGR) un sistema de valoración del daño al patrimonio del Estado que ha permitido un perjuicio a sus arcas de 309,950,000 lempiras.

En acuerdo con la PGR, la Maccih se evitó el otorgamiento de 79 solicitudes de medidas desjudicializadoras al proceso penal. El informe de los expertos fue planteado el jueves 12 de diciembre y concluye que el convenio de la Maccih debe prorrogarse.

En el Congreso Nacional le cerraron las puertas a la Misión y buscan a toda costa pegarle el tiro de gracia al convenio que la trajo al país.

Le corresponderá al presidente Juan Orlando Hernández, antes del 20 de enero, definir el futuro de la misión anticorrupción.

Iglesias se suman.

La Confraternidad Evangélica de Honduras se unió ayer al llamado a la renovación de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras, instancia que depende de la Organización de Estados Americanos (OEA) y cuyo mandato en el país concluye el próximo 19 de enero.

“Nos unimos a la petición de la sociedad civil, líderes empresariales y comunidad internacional, que solicitan que se amplíe la vigencia de este organismo de apoyo al pueblo hondureño”, indicó el organismo religioso.

La Prensa