Estudiantes de secundaria, blanco constante de la violencia en Cortés y Francisco Morazán

La Secretaría de Seguridad informó que son 89 los estudiantes asesinados en lo que va de 2019 en Honduras, siendo los de secundaria la mayoría de víctimas.

VER MÁS FOTOS
La mayoría de casos de estudiantes asesinados en Honduras continúan en la impunidad. (Imagen de archivo)
La mayoría de casos de estudiantes asesinados en Honduras continúan en la impunidad. (Imagen de archivo)

San Pedro Sula, Cortés.

La cifra de estudiantes asesinados en Honduras va en aumento, de acuerdo con información obtenida a través del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah) y la Secretaría de Seguridad.

Expertos coinciden en que estudiantes de educación primaria, media y superior han sido víctimas constantes de la violencia y criminalidad en los últimos años, esto evidencia los contextos de vulnerabilidad en que viven familias enteras, donde la juventud sufre el mayor riesgo.

89
estudiantes
han sido asesinados desde enero del 2019 a la fecha, según la Secretaría de Seguridad

El Sistema Estadístico Policial en Línea (Sepol) detalla que los departamentos de Francisco Morazán y Cortés han sido los puntos del país con más asesinatos desde el 2015 hasta la fecha.

De 2015 a 2018 solo en Francisco Morazán hubo 266 homicidios de estudiantes, mientras que en Cortés se reportaron 138 crímenes, de esta manera, las autoridades deducen que ambos departamentos han sido los más peligrosos para la convivencia de estudiantes.

estudiante intae
Tania Amador, estudiante del último año de carrera en el Intae de San Pedro Sula, fue ultimada el 14 de septiembre de 2018.

Según datos del Observatorio de la Violencia, de 2010 al 2018 se presentaron en todo el país 1,522 muertes de estudiantes de todos los niveles educativos, siendo los de educación media los más afectados, al acumular en ese período de tiempo 802 las víctimas, seguidos por aquellos donde no fue posible determinar su nivel educativo con 343, mientras que 226 estudiantes cursaban la universidad y 151 eran de nivel primario.

Cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE)
1. Población total de Francisco Morazán en 2019
1,650,245 habitantes: 153,686 entre 20 y 24 años; 152,051 entre 25 y 29 años.
2. Población total de Cortés en 2019
1,751,997 habitantes: 153,686 entre 20 y 24 años; 168,126 entre 25 y 29 años.

Estadísticas detallan que los departamentos donde se registraron los 226 asesinatos de universitarios son los siguientes: 107 en Francisco Morazán; 69 en Cortés; 12 en Atlántida; 10 en Olancho; 10 en Yoro, entre tres y cuatro muertes en Copán, Colón, Comayagua y El Paraíso.

Lea también: Cobertura en educación media no llega ni al 50%

ingeniero
Marel Orellana Ponce, estudiante de Ingeniería, fue asesinado el 20 de marzo de 2019 en Choloma.

En cuanto a Ocotepeque, Lempira, La Paz y Choluteca hubo una muerte en cada uno, mientras que en Santa Bárbara, Intibucá, Valle, Gracias a Dios e Islas de la Bahía no hay registros de este tipo.

De los universitarios ultimados, el 77.9% eran hombres y el 22.1% mujeres, siendo el grupo más vulnerable los jóvenes entre 20 y 29 años. Del total de homicidios de universitarios, 121 pertenecían a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah) y sus diferentes centros regionales.

Dato
La Secretaría de Seguridad dio a conocer que del 1 de enero al 13 de noviembre de 2019 se registraron 3,353 homicidios de diferente tipo en todo el país.

Registros del Observatorio de la Violencia agregan que los universitarios asesinados pertenecían a carreras como Medicina, Informática, Pedagogía, Ingeniería Civil, Enfermería, Derecho, Psicología, Odontología y Periodismo.

-Casos sin resolver-

El criminólogo Carlos Padilla Velásquez dijo a LA PRENSA que existen dos tesis del por qué tanto estudiante muerto, "una es porque los jóvenes se niegan a pertenecer a maras y pandillas, por lo que estas estructuras en venganza los terminan asesinando, la otra es porque hay mucho estudiante vinculado a movimientos de protesta civil y hay sectores a los que no les conviene sus pronunciamientos desde las bases".

El especialista en criminología opina que en Cortés y Francisco Morazán es donde hay más homicidios de estudiantes porque son los lugares que aglutinan la mayor parte de centros educativos, sobre todo de educación media, además de la masiva presencia de maras y pandillas.

"Los estudiantes de media son el blanco constante porque es la etapa en la que comienza a surgir la conciencia crítica y expresan de manera reiterativa su opinión política, ya sea en redes sociales o grupos organizados", indicó Padilla Velásquez.

Sínea Rápalo, integrante del Movimiento Estudiantil Revolucionario Lorenzo Zelaya (Mer-lz) de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras en el Valle de Sula (Unah-vs), expresó que "pedimos justicia porque las cosas siguen igual, no hay soluciones pese a las reiteradas denuncias interpuestas. Las autoridades dicen que nos van a apoyar, pero no hacen nada, como movimiento estudiantil exigimos respuesta porque como jóvenes somos la fuerza y el futuro de este país".

El Instituto Nacional de la Juventud (INJ) informó que en Honduras dos tercios de la población es joven, de ellos, uno de cada tres logra acceder a la educación. Son más de 3.2 millones de jóvenes en el país cuyas edades rondan entre 12 y 30 años de edad y representan el 41.4% de la población nacional.

El instituto Nacional de la Juventud detalló a LA PRENSA que los homicidios de estudiantes se deben primero por riñas interpersonales, le sigue el ajuste de cuentas (sicariato), luego lo relacionado con maras, después delincuencia común y por último drogas.

Denis Aguilar, vocero del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos en Honduras (Conadeh), expresó que se ha investigado de oficio en las últimas tres semanas los casos de cuatro estudiantes muertos: uno en Trujillo, otro en Dulce Nombre de Culmí, Olancho y dos del instituto Técnico Luis Bográn de Tegucigalpa.