Honduras: inician investigación para saber cómo ingresaron armas a El Pozo

El ministro de Gobernación y Justicia, Leonal Ayala, aseguró que Fusina tomará el control de las cárceles de máxima seguridad de Honduras.

Leonel Ayala, ministro de Gobernación y Justicia de Honduras.
Leonel Ayala, ministro de Gobernación y Justicia de Honduras.

Tegucigalpa, Honduras.

Según el ministro de Gobernación y Justicia, Leonel Ayala, el crimen organizado sigue en su intento de vulnerar los sistemas de seguridad establecidos en Honduras y muestra de ello son los hechos sangrientos suscitados el viernes 25 y sábado 26 de octubre en las cárceles de máxima seguridad donde murieron dos reos.

Para esclarecer estos crímenes, las fuerzas de seguridad del Estado iniciaron una auditoría de los escáneres y las cámaras de seguridad del centro penitenciario El Pozo en Ilama, Santa Bárbara y La Tolva en Morocelí, El Paraíso.

Mientras tanto, los directores de ambos centros permanecerán suspendidos hasta que se esclarezcan los hechos, explicó Ayala.

LEA: Abogado de Don H pide retirarse del caso

En representación del Gobierno anunció las medidas que se están tomando para contrarrestar el flajelo que dejó en manifiesto el poder de los delincuentes dentro de los centros penitenciarios.

"A partir de la fecha, la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina) estará dirigiendo las operaciones dentro de las dos cárceles de máxima seguridad mientras se hace la revisión de las bases de datos de las mismas para conocer cómo ingresaron las armas con las que se perpetuaron los asesinatos", detalló.

El ministro, que estuvo acompañado de la Directora Nacional de centros penales, Rosa Irene Gudién, hizo énfasis que la construcción y puesta en uso de estos penales ha logrado la reducción de homicidios y extorsiones en el país.

Asesinatos en El Pozo y La Tolva

El viernes anterior, en la cárcel de máxima seguridad de Morocelí, El Paraíso fue acribillado el reo Marco Tulio Amador y otro quedó identificado como Carlos Alberto Acevedo quedó gravemente herido.

El hecho se dio el mismo día que 55 reos fueron traslados a ese centro penitenciario.

Por otra parte, en la cárcel conocida como El Pozo fue asesinado el narcotraficante Nery Orlando López Sanabria, mejor conocido Magdaleno Meza Funez mientras sostenía una conversación con elementos de seguridad.

El asesinato causó mayor impacto por la vinculación del fallecido con el recién declarado culpable en Estados Unidos, Juan Antonio "Tony" Hernández.

En ambos casos se utilizaron armas blancas y de fuego para atacarlos.

La Prensa