Mel Zelaya está dispuesto a hablar con fiscales de EEUU

El expresidente volvió a reaccionar por señalamientos en juicio de Don H

Tegucigalpa, Honduras.

El expresidente de Honduras, Manuel Zelaya Rosales, rechazó de nuevo los señalamientos de la Fiscalía de Estados Unidos de haber recibido un soborno del narcotraficante hondureño Héctor Emilio Fernández, alias Don H, por dos millones de dólares.

Los documentos donde se hace el señalamiento fueron desclasificados el fin de semana y son parte del juicio que se le sigue al capo en la Corte del Distrito Sur de Nueva York, acusado de importar aproximadamente 153 toneladas de cocaína a Estados Unidos entre 1998 y 2014. El hondureño recibirá sentencia este viernes 2 de agosto.

En la relación de hechos adjudicados a Don H, la Fiscalía de EE UU indica que “para lograr estos asombrosos niveles de distribución de drogas, el acusado sobornó a políticos, policías y oficiales militares”.

DATO
Héctor Emilio Fernández, Don H, ayudó a traer aproximadamente 20 toneladas de efedrina a Honduras para usarla en una empresa conjunta de producción de metanfetaminas con los lugartenientes de alto rango de Joaquín El Chapo Guzmán, del cartel de Sinaloa.


En conferencia de prensa, el exmandatario dijo ayer que “no soy narco, ni tengo, ni he tenido negocios con narcos. Yo estoy investigado desde el primer día que me lancé a la campaña política”.

Señaló que en los documentos desclasificados del juicio es la Fiscalía la que lo vincula al soborno, porque en las objeciones de la defensa se argumenta que Don H declaró que él no lo ofreció, alegación que los fiscales minimizaron.

Al ser consultado si se presentaría a la Fiscalía de Nueva York para ver el tema, Zelaya Rosales contestó que “sí, a mí me han investigado, ellos conocen mi vida aquí, de forma transparente. El problema es que siempre he sido crítico del sistema de poder, he promovido y combatido la corrupción y el narcotráfico".

El hondureño Héctor Emilio Fernández, Don H, quien permanece preso en Nueva York, es considerado líder de una organización violenta y prolífica del narcotráfico. La Fiscalía de Estados Unidos pide cadena perpetua.

La Prensa