Más noticias

Discusiones constantes e infidelidades disparan los divorcios en Honduras

Carlos Silva, portavoz de la Corte Suprema de Justicia en Tegucigalpa, dijo que la cifra de divorcios aumentan cada año.

La ruptura matrimonial, por la vía del mutuo consentimiento o mediante vía contenciosa, es un fenómeno en ascenso entre los hondureños.
La ruptura matrimonial, por la vía del mutuo consentimiento o mediante vía contenciosa, es un fenómeno en ascenso entre los hondureños.

San Pedro Sula, Cortés.

La cantidad de divorcios está en aumento y el año 2018 no fue la excepción en los principales departamentos del país, según cifras proporcionadas por la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

El Juzgado de Familia de Francisco Morazán contabilizó un total de 1,516 divorcios, de los cuales 811 fueron por la vía de lo Contencioso Administrativo y 705 por mutuo acuerdo. En enero de 2019 se presentaron 106 demandas de divorcio, las cuales están en proceso de sentencia.

El Juzgado de Letras de Familia, en San Pedro Sula, con excepción de Choloma, Puerto Cortés y Omoa, registró 2,963 demandas de divorcio en 2018 y 347 en lo que va del 2019.

Divorcio contencioso
Es aquel que se lleva a cabo sin acuerdo de los cónyuges para la disolución del matrimonio, en todos o alguno de sus aspectos.

Divorcio por mutuo acuerdo
Es aquel que es solicitado por los dos cónyuges conjuntamente o por uno de los cónyuges con el consentimiento del otro.

Fredy Flores, pastor de la iglesia evangélica Cielos Abiertos en San Pedro Sula, dijo que "lo que Dios unió no lo puede separar el hombre y debemos ser ejemplo para nuestros hijos".

El líder evangélico mencionó que eventualmente realizan charlas de consejería para matrimonios, con el objetivo de mantener sólida la relación. "Algunas de las parejas se han rescatado con nuestras recomendaciones, pero otras lamentablemente ya no", expresó.

Flores destacó que como líderes espirituales también están para ayudar a los hogares y así solucionar sus conflictos; sin embargo, son pocas las personas que los visitan. "No se qué pasa con la gente, esto es muy pausado, cuando ya están a punto de divorciarse es que nos buscan, esto pasa en lo secular y cristiano, cosa que me procupa mucho", concluyó.

Por otro lado, el abogado sampedrano Miguel Ruíz, dijo que normalmente las causas de los cientos de divorcios son por infidelidad, malos tratos y el abandono.

Lea también: Más de 70,000 hondureños afectados por divorcios

"Hay que mencionar también otros puntos que entran en juego. El proceso de divorcio tiende a extenderse cuando se casan por bienes mancomunados y se tienen hijos, normalmente quien queda con ellos es la mujer, siempre y cuando ella no haya mostrado mala conducta", comentó.

Ruiz también dijo que el tiempo de divorcvio dura dependiendo del juzgado donde se interponga la demanda; es decir, por la carga de casos que recibe. Si se llega a mutuo acuerdo puede ser en menos de seis meses, caso contrario, hasta un año.

"El San Pedro Sula los procesos so prolongados porque hay mucha carga, más que en Tegucigalpa, aquí aducen que es porque tienen menos personal, cosa que no podría afirmar".

foto.30884(1024x768)
Fotografía de archivo de los matrimonios inscritos de 2010 hasta 2018.

Las causas del divorcio más comunes son:

1- Falta de compromiso Se observa cómo muchas parejas deciden casarse sin estar lo suficientemente comprometidas. Este hecho se traduce de forma prácticamente automática en divorcio durante los años posteriores.

2- Exceso de discusiones Cuando en el seno de una relación conyugal predominan las discusiones, las probabilidades de divorcio incrementan de forma elevada.

3- Infidelidad Probablemente este es el factor que la gente más relaciona con los divorcios y las separaciones. Para muchas personas estos comportamientos resultan los más inadmisibles dentro de la pareja y los que pueden motivar con mayor facilidad una ruptura.

4- Casarse dmasiado joven El hecho de que casarse demasiado joven sea una de las principales causas de divorcio, reside en las condiciones sobre las que se establece la relación. De este modo, las parejas que no están bien asentadas y consolidadas antes de casarse, podrían no estar lo suficientemente preparadas para el matrimonio
5- Expectativas poco realistas Poseer expectativas sobrevaloradas sobre la vida dentro del matrimonio, puede poner en entredicho la relación. En estos casos, si los cónyugues no consiguen adaptar sus expectativas a su comportamiento y al funcionamiento de la pareja, el matrimonio puede fracasar.

6- Falta de igualdad en la relación Establecer un matrimonio desigual, en el que uno de los cónyugues posee un papel más importante que el otro en la relación, suele ser un factor negativo.

7- Inhabilidad para resolver conflictos Poder estar de acuerdo en todo resulta una situación difícil, pero muchas veces inalcanzable. En este sentido, la capacidad para resolver conflictos en pareja se erige como un factor prácticamente igual de importante que conseguir evitar discrepancias.

8- Abuso El abuso en el matrimonio requiere una consideración especial. En este sentido, hay comportamientos que están claramente fuera de los límites morales del matrimonio.

9- Falta de identidad individual La intimidad y la proximidad de las relaciones matrimoniales puede provocar una pérdida de la identidad individual.
10- Problemas económicos En un matrimonio en el que los miembros presentan niveles de vida opuestos, puede presentar mayores dificultades para funcionar correctamente.

Desde el punto de vista psicológico, estos son los efectos del divorcio:

Depresión Perder a una persona con la que se ha compartido durante mucho tiempo una relación tan íntima, genera síntomas de tristeza, soledad, posibilidad de aislamiento, pérdida de actividades gratificantes, sentimientos de culpa, desesperanza, desilusión respecto al futuro, así como un aumento de las situaciones estresantes a las que ha de hacer frente.

Ansiedad Es una de las reacciones más comunes y con frecuencia recurren a medicación para afrontar los síntomas de ansiedad e insomnio que puedan tener.

Baja autoestima Los problemas de pérdida de autoestima y la sensación de falta de valía personal también son comunes, principalmente en aquellas separaciones conflictivas.

Inadaptación La persona puede aislarse, sentir una desgana generalizada que le impida la participación en actividades agradables y comunitarias que mejoren su apoyo social. Se alteran las relaciones familiares y las relaciones sociales, pudiendo agravarse con dificultades económicas y problemas para encontrar o mantener un trabajo estable.