Más noticias

Falla geológica parte en dos a barrio y colonia de Santa Bárbara

Más de 80 familias están en riesgo, 17 casas colapsaron por los derrumbes. Una treintena de familias fueron albergadas mientras se busca dónde reubicarlas.

VER MÁS FOTOS
La grieta dejó varias rocas expuestas que pueden caer en la comunidad, lo que podría provocar la muerte de personas, dijo José Luis López, de Copeco en Santa Barbara.
La grieta dejó varias rocas expuestas que pueden caer en la comunidad, lo que podría provocar la muerte de personas, dijo José Luis López, de Copeco en Santa Barbara.

San Pedro Sula, Honduras

La tierra está rugiendo. La reactivación de una falla geológica mantiene en zozobra a 82 familias en la colonia Gracias a Dios y el barrio La Soledad en la ciudad de Santa Bárbara.

Dato
La alcaldía de Santa Bárbara ha identificado un terreno para reubicar a los afectados construyéndoles viviendas.

Un total de 17 viviendas se cayeron a pedazos mientras otras 65 tienen rajadas las paredes. La zona fue declarada inhabitable. Ayer un geólogo recorrió la colonia Gracias a Dios y el barrio La Soledad con las autoridades municipales lideradas por la alcaldesa Fátima Juárez, personal de Copeco y afectados.

Más de 30 familias comenzaron a ser evacuadas por indicaciones de las autoridades que les habilitaron un albergue en la escuela del barrio El Jilote, donde son atendidas con comida y kits de higiene, mientras otras están siendo llevadas a donde sus familiares más cercanos y a cuartos de alquiler.

tc derrumbes 091118 (11)(800x600)
Autoridades municipales, de Copeco y un geólogo inspeccionaron ayer la colonia Gracias a Dios y el barrio La Soledad, ubicados a tres kilómetros del hospital Santa Bárbara Integrado.

Juárez pidió a todas las familias que evacuaran por seguridad para así evitar una catástrofe, pero hay vecinos que se niegan a dejar sus casas por miedo a perder sus pertenencias, aunque sus vidas estén en peligro.

María Pineda reside en la colonia Gracias a Dios, desde hace un mes no ha podido conciliar el sueño por temor a que su vivienda se caiga. Dice que por las noches se escucha cómo “un rugido de un león desde las entrañas de la tierra”.

La grieta dejó varias rocas expuestas que pueden caer en la comunidad, lo que podría provocar la muerte de personas, dijo José Luis López, de Copeco en Santa Barbara.

El teniente de bomberos Juan Cantarero recordó que la zona fue declarada inhabitable en 1994 y se les advirtió que no podían construir en el cerro, “pero se edificaron casas y nadie hizo caso. Ahora vemos las consecuencias. Estamos evacuando y dejando en un lugar seguro a las familias, esperamos que se mantengan en los albergues mientras la situación se resuelve”.

Vecinos culpan de los derrumbes a la deforestación del cerro y a la construcción de propiedades en donde no es apto. Otros aseguran que un tanque de agua de otra colonia está derramando líquido y esto provoca que la tierra se hunda.

También creen que una laguna que desapareció esté socavando la tierra.

tc derrumbe (2)(800x600)
Las viviendas más afectadas son las de adobe.

Inspecciones

El geólogo Eliseo Silva hizo hace cuatro años una evaluación cuando tres casas presentaban rajaduras. Ayer, después de recorrer la zona, recordó que los mapas geológicos de Santa Bárbara indican que es una zona susceptible de deslizamiento. “Son dos formaciones geológicas de distinta capacidad, y hay elementos detonantes que pueden ser lluvias o deforestación.

En aquel entonces también teníamos un tanque en la parte superior que estaba perdiendo agua.

Fue solucionado. Hay una laguna, pero todavía no podemos determinar la conexión en cuanto a la infiltración a la ladera. Amerita un estudio más profundo, pero en el caso que se diese, también sería un elemento detonante”.

Dijo que la situación es más grave comparada con 2014. “Los altos de falla son muy superiores, la cantidad de casas afectadas da una pauta de que el movimiento es mayor”.

Explicó que en un par de días se tendrá el informe de la evaluación geológica, pero adelantó que se hará otra inspección completa de cada casa para saber cuáles nunca deben ser habitadas.