Cardenal Rodríguez: “Con Dios no se juega”

El jerarca católico condenó los actos de vandalismo protagonizados contra la iglesia durante la celebración de las fiestas patrias

El cardenal Óscar Andrés Rodríguez hizo un llamado a la reflexión a los dirigentes políticos.
El cardenal Óscar Andrés Rodríguez hizo un llamado a la reflexión a los dirigentes políticos.

Tegucigalpa, Honduras

Una firme condena expresó en su homilía de este domingo el cardenal Óscar Andrés Rodríguez, contra los actos vandálicos perpetrados el pasado 15 de septiembre durante la celebración de las fiestas patrias.

En esa ocasión, varias personas a las que se vincula con el partido Libertad y Refundación (Libre), mancharon las paredes de la iglesia catedral de San Miguel Arcángel de Tegucigalpa.

El jerarca católico comparó situaciones como esa ciertas páginas de la historia en el que se llegó al extremo de saquear los templos, al tiempo que advirtió que “con Dios no se juega”.

Hizo un llamado a la reflexión a los dirigentes de esas agrupaciones políticas que han caído en un “camino equivocado” y que “jamás van a llegar al poder”, porque “el que se pone contra Dios fracasa”.

Recalcó la necesidad de dejarse guiar por la Palabra de Dios y no por ideologías “que solo llevan al dolor y a la muerte”.

Manifestó su esperanza de que la sociedad hondureña pueda seguir “creciendo, y desarrollándose, pero no sin Dios, no sin valores, no sin el respeto de cada uno, no con ese vandalismo que es verdaderamente manchar el rostro de Honduras”.

Reiteró el llamado a los dirigentes políticos para que “emprendan el camino de la justicia, de la verdad y del respeto mutuo”.

El prelado puntualizó que el ser humano tiene a veces una “necesidad exagerada de ser importante” porque dicha forma de pensar puede llevar a la persona a desarrollar “ambición de poder”, en donde solo puede sentirse feliz si resulta vencedor, pero que los demás resulten derrotados.

La Prensa