Más noticias

Los “Tetos” dicen que no sabían que pagaban coimas

Ayer declararon en el juicio contra Benjamín Bográn los empresarios que dicen que desconocían que el pago de coimas es constitutivo de un delito penal

Benjamín Bográn es acusado de lavado de activos y cohecho pasivo impropio.
Benjamín Bográn es acusado de lavado de activos y cohecho pasivo impropio.

Tegucigalpa, Honduras

Los principales socios de la empresa Compañía de Servicios Múltiples (Cosem), Óscar Roberto Laínez Reina, y Jorge Daniel Herrera, aseguraron ayer en el debate del juicio por un caso de corrupción en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) que lo que hacían era pagar coimas.

Tanto Laínez como Herrera, conocidos como los Tetos, son testigos protegidos del Ministerio Público en la acusación que se le sigue al empresario Samuel Benjamín Bográn. Ambos hablaron ante el tribunal de sentencia sobre el pago de coimas a exfuncionarios del IHSS.

Sépalo
Ayer, durante el juicio contra Benjamín Bográn, fueron evacuados dos peritos que presuntamente lo incriminan en el cobro de las coimas. El debate del juicio oral y público continuará este día a las 9:00 am.

“Yo hasta que me empecé a empapar me di cuenta que lo que nosotros concebíamos como una comisión, legalmente se establece como una coima. El doctor Mario Zelaya (exdirector del IHSS) lo manejaba como una comisión y así lo manejábamos, como un pago adicional fuera de cualquier contrato que sirviera para un cometido en especial”, aseveró Daniel Herrera.

Dijo que “cuando empezaron las investigaciones logré asesorarme con los abogados y fue cuando me empecé a dar cuenta que la tipificación legal de ese dinero entregado era una coima”.

Óscar Roberto Laínez, socio de Herrera, aseguró en su deposición que desconocía que el pago de coimas tenía un efecto jurídico en el país.

La abogada defensora de Bográn, Rosa Elena Bonilla, le consultó a Laínez que si estaba informado de que la emisión del pago de coimas era constitutivo de delitos.

Laínez respondió que no y que tampoco recibió asesoría de ningún juez o fiscal de no declarar contra sí mismo.

¿Tiene conocimiento usted que el pago de coimas es delito en este país?, consultó Bonilla de nuevo. Enseguida, el testigo dijo que “no, no sé”. Laínez desconoció haber cometido un delito al pagar coimas a diversos exfuncionarios del Seguro Social.

Acusación
Además del caso Coimas de Naco, a Bográn se le acusó de involucramiento en el caso Transferencia irregular entre regímenes, que implica la comisión de delitos contra la administración de fondos de pensiones y jubilaciones.

Protección

Ambos empresarios se encuentran bajo el Programa de Testigos Protegidos del Ministerio Público.

“Hemos recibido fuertes amenazas de muerte, tenemos asignada seguridad”, contó Laínez. Ellos han sido testigos en cuatro juicios orales por corrupción en el Seguro Social.

“Vengo a declarar porque recibí una citatoria de parte del tribunal y tengo entendido que es una obligación emitir mi declaración”, señaló el empresario. El testigo Jorge Herrera admitió que está siendo investigado por el MP.

“Yo sé que he sido investigado, pero no tengo algo en específico, lo único que hizo mi abogado fue solicitar mediante un escrito una constancia de que éramos personas bajo la lupa de la investigación y se nos confirmó que sí”, dijo Herrera.

Los Tetos declararon en el juicio que se le sigue al empresario Benjamín Bográn en su condición de exmiembro de la junta directiva del IHSS, porque presuntamente recibió el pago de $692,000 por concepto de coimas con la finalidad de agilizar un contrato de la institución.