Más noticias

Falsos zapateros inculpan a Rosa Elena de Lobo

Testigos protegidos declararon ayer ante la jueza que la ex primera dama estuvo detrás de pagos por fabricación de calzado para escolares pobres que nunca se hizo

<br/>juicio<br/>La ex primera dama salió de la pentenciaría femenina en Támara hacia el juzgado Anticorrupción y luego fue regresada al recinto penal.<br/>

juicio
La ex primera dama salió de la pentenciaría femenina en Támara hacia el juzgado Anticorrupción y luego fue regresada al recinto penal.

Tegucigalpa, Honduras

Dos testigos protegidos hundieron ayer a la ex primera dama Rosa Elena Bonilla de Lobo al asegurar, en la audiencia inicial celebrada en su contra en un juzgado contra la corrupción por el caso de la “Caja chica de la dama”, que por instrucciones de ella se hicieron pasar por zapateros para justificar el pago millonario con fondos públicos para la elaboración de zapatos que nunca fueron hechos.

Vestidos con chacalines (indumentaria negra que cubría todo su cuerpo y dentro de una urna), los testigos señalaron que fueron contactados por personal del Despacho de la Primera Dama para que firmaran contratos ficticios de fabricación de zapatos.

“Había contratos por 150,000 lempiras, cambiaban los cheques y luego regresaban el dinero a funcionarios del Despacho de la Primera Dama y por ello recibían un pago. La involucran a ella directamente”, dijo a LA PRENSA una fuente vinculada al proceso.

Peritos
Explicaron cómo 94.6 millones fueron mal manejados y de los cuales al menos 12 terminaron en la cuenta privada de Rosa de Lobo.

Estos testimonios fueron presentados por la Unidad Fiscal Especial Contra la Impunidad de la Corrupción (Ufecic) del Ministerio Publico (MP) en el Juzgado de Letras Penal con Competencia Nacional en Materia de Corrupción en el caso incoado contra Bonilla de Lobo y su cuñado Mauricio Mora, exdirector de la Unidad de Desarrollo Comunitario, a quienes se les acusó de nueve delitos de malversación de caudales públicos, lavado de activos y asociación ilícita.

La ex primera dama coordinó el proyecto Uniformando y calzando los niños de Honduras, por el cual en 2013 el Tribunal Superior de Cuentas emitió pliegos de responsabilidad por 7.7 millones de lempiras, ya que no encontró evidencias de que 42,000 pares de zapatos adquiridos por esa iniciativa fueran entregados a los supuestos beneficiados.

A Bonilla se le sindica haber traspasado supuestamente 12 millones de lempiras de una cuenta del Despacho de la Primera Dama, que ella coordinó entre 2010 y 2014 a una cuenta privada, el 22 de enero de 2014, es decir, cinco días de haber dejado el puesto.

Una vez que los fondos estaban en la en la cuenta personal, la ex primera dama usó el dinero en gastos personales, como colegiaturas de sus hijos y gastos médicos, según la Ufecic.

Mauricio Mora, exdirector de la Unidad de Desarrollo Comunitario (Udeco), enfrente los mismos delitos porque, de acuerdo con el requerimiento fiscal, se le cataloga como coautor necesario para que la ex primera dama ejecutara el desvío de recursos.

Ambos fueron capturados el 28 de febrero en sus residencias en El Chimbo, Santa Lucía, y tras la audiencia de declaración de imputado se les decretó detención judicial.
Durante la audiencia se evacuaron 22 pruebas documentales, dos peritajes y dos testigos protegidos.

La jueza Vera Barahona Herrera, del Juzgado de Letras Penal con Competencia Nacional en Materia de Corrupción que conoce de la causa, descartó otros tres testigos protegidos que propuso la Ufecic.

Tras una maratónica audiencia que se inició a las 9:30 am y culminó a las 8:00 pm, la juzgadora determinó que el proceso continuará este día a las 10:00 am para que la defensa de los imputados desvirtúe las pruebas presentadas por la parte acusadora y se determine si se les dicta auto de formal procesamiento o sobreseimiento parcial o definitivo.

ei-ex primera dama11(800x600)
Con un semblante de tristeza y esposada de manos y pies, la ex primera dama Rosa Elena Bonilla de Lobo compareció en la audiencia inicial

Llega esposada

Esposada de pies y manos, ataviada con unas zapatillas y pantalón negro y una blusa blanca, la otrora mujer más poderoso del país llegó, flanqueada por policías y militares, a las 8:30 am al Juzgado de Letras Penal con Competencia Nacional en Materia de Corrupción para comparecer a la audiencia inicial.

Fue trasladada desde la Penitenciaría Nacional Femenina de Adaptación Social (Pnfas), en Tamara, Francisco Morazán, adonde se encuentra recluida.

La audiencia comenzó hasta las 10:30 am en vista de que su cuñado Mauricio Mora llegó hasta esa hora porque el carro que lo trasportó desde la Penitenciaría Nacional Marco Aurelio Soto, en Támara, adonde está preso, hizo antes un recorrido para llevar a otros procesados a diferentes juzgados. La Ufecic con apoyo de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih) realizaron la investigación de este caso que denominaron “La caja chica de la dama”.

La Ufecic -Maccih tiene una línea de investigación que abarca el supuesto desvío de 94.6 millones de lempiras depositados en una cuenta de la primera dama provenientes de diferentes fuentes, como donaciones, Embajada de Taiwán para obras sociales, que presuntamente fueron drenados en 70 cheques a favor de nueve personas particulares.

Uno de los peritajes presentados en la audiencia consistió explicar cómo de esos 94.6 millones de lempiras salieron los 12 millones que la ex primera dama supuestamente primero depositó en la cuenta del Despacho y luego transfirió a la cuenta personal.

Sacan a Lobo

El esposo de la ex primera dama, el expresidente Porfirio Lobo (2010 2014), llegó al juzgado anticorrupción a las 8:50 pm y tras sortear un enjambre de periodistas entró hasta la sala adonde se celebró la audiencia inicial y al encontrarse con su esposa la besó.

“Vengo en deber de esposo y de la madre de mis hijos. Vengo a acompañarla a ella, a brindarle mi respaldo como esposo y padre de sus hijos”, dijo el exgobernante antes de entrar a la audiencia.

Lobo permaneció unos 50 minutos en el lugar, pero la jueza le ordenó que saliera, ya que a su criterio no había justificación legal para que estuviera presente.

Esta determinación fue criticada por la defensa de Bonilla de Lobo, ya que, indicó, en otros juicios se ha permitido que durante la audiencia inicial este presente el cónyuge del imputado.

A quienes sí se le permitió estar en la audiencia fue a personal del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), en vista de que fue el organismo que presentó ante el MP la denuncia de malversación de fondos contra Bonilla de Lobo. A la salida del juzgado, un compungido Lobo Sosa dijo, con ojos llorosos, que confiaba en la inocencia de su esposa y que esperaba que este caso no fuera un show mediático.

La apoderada legal de Rosa Elena Bonilla de Lobo, la abogada Rosa Elena de Martínez, expresó al final del debate judicial que “puedo garantizar que los fondos fueron manejados de manera correcta y lo podemos acreditar, no me puedo pronunciar porque ese detalle será en otra etapa”. Las pruebas de descargo que presentará la defensa de la imputada consistirán en un peritaje y dos informes financieros, indicó la profesional del Derecho.

Qué pasará en la audiencia

1-La defensa legal de Rosa Elena Bonilla de Lobo presentará peritajes y documentos para desvirtuar la carga probatoria mostrada ayer por la Fiscalía contra la ex primera dama.
La audiencia está fijada para las 10:00 am
2-La jueza anticorrupción resolverá si dicta auto de formal procesamiento, sobreseimiento provisional o definitivo. El auto de formal procesamiento implica que se tendrá que hacer una audiencia preeliminar.

JF-rosaJuzgados-030318 (7)(800x600)
Trasladan a uno de los testigos protegidos.

Con un semblante de tristeza y esposada de manos y pies, la ex primera dama Rosa Elena Bonilla de Lobo compareció en la audiencia inicial