Más noticias

Oabi transfiere L4.3 millones a las arcas del Seguro Social

Los recursos se obtuvieron por la venta de tres oficinas en Torre Metrópoli. Con este capital ya son más de 19 millones (Unos 808 mil dólares) los que ha percibido el IHSS

Una de las oficinas en Torre Metrópoli que fue vendida en subasta de la Oabi como parte de la recuperación de los bienes incautados por el caso de empresas de maletín.
Una de las oficinas en Torre Metrópoli que fue vendida en subasta de la Oabi como parte de la recuperación de los bienes incautados por el caso de empresas de maletín.

Tegucigalpa, Honduras

La Oficina Administradora de Bienes Incautados (Oabi) transfirió L4.3 millones al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) producto de la venta de tres oficinas que fueron adquiridas mediante el desvío de fondos de la entidad provisional a través de empresas de maletín.

Los inmuebles, vendidos en subasta, están en las torres I y II del edificio Torre Metrópoli, en el bulevar Suyapa, en Tegucigalpa, dijo el director de la Oabi, José Luis Andino.

Antes de esta operación, la Oabi había trasladado al IHSS L15.4 millones de la venta de un apartamento i766 en Torre Sky, en Tegucigalpa, que también forma parte de las propiedades adquiridas en la trama de las “compañías de papel” que estafaron a la institución.

Desde 2016, el Ministerio Público ha incautado 48 bienes inmuebles, entre terreros, casas y apartamentos, valorados en unos L290 millones, que fueron comprados con recursos que se les pagó por concepto de contratos a empresas formadas por testaferros de exfuncionarios del Seguro Social, entre estos, amigos y amantes.

Estas empresas no entregaron los productos o bienes que conforme los convenios tenían que dar al IHSS, de acuerdo con el Ministerio Público.

Los contratos con estas empresas de maletín se hicieron en la gestión del director ejecutivo del IHSS Mario Zelaya (2010 2014), quien ha sido condenado a 25 años de cárcel por otros casos del latrocinio contra el Seguro.

El Poder Ejecutivo emitió el decreto 51-2014, que ordena que los bienes incautados por el caso del megafraude contra el IHSS sean subastados para “reconocer a las víctimas plenamente identificadas”.

Esta disposición se aplica mientras se lleva a cabo el juicio de privación de dominio contra esos bienes, en el que se decide si pasan a favor del Estado o regresan a sus dueños. Si las propiedades se devuelven, el Estado tiene que pagar el valor por el cual fueron estimados.

La sala II del Tribunal de Sentencia con jurisdicción nacional, declaró en 2017 culpables por el juicio de empresas de maletín a Mario Zelaya; José Ramón Berttety, exgerente financiero del IHSS; Vivian Juárez, extesorera de la institución; así como a Michell Alejandra Rojas, Jhon Charles Bográn y Susette Atuán Rojas, quienes eran socios de las empresas fachada. A Zelaya lo acusaron de malversación de caudales públicos, fraude, abuso de autoridad y lavado de activos; mientras que a Bertetty lo procesaron por estos mismos delitos, más el de violación de los deberes de los funcionarios. A los otros imputados se les acusó de estafa. En 2018 se realizará la audiencia en la que se conocerá la sentencia que se les aplicará a estas personas.