Más noticias

Militares daban seguridad e información de radar a Los Cachiros

A raíz del testimonio de Devis Leonel Rivera, inteligencia de las FFAA investiga a oficiales mencionados en el tráfico de drogas.

Fiscalía y Maccih también indagan a militares.
Fiscalía y Maccih también indagan a militares.

San Pedro Sula, Honduras.

¿Ustedes, Los Cachiros, confían en el Ejército hondureño?, ¿en el personal?

-Sí.

-¿Para qué tipo de cosas?

-Para información de la Policía, información de radar y seguridad…..

El anterior es un extracto de la amplia confesión de Devis Leonel Rivera Maradiaga proporcionada el 6 de marzo pasado en la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York, en la que dejó al descubierto que no solo los policías jugaron un papel preponderante en sus actividades con el tráfico de drogas, sino también miembros de las Fuerzas Armadas de Honduras.

Hasta ahora y desde que las confesiones de Rivera Maradiaga salieron a la luz pública, el Ejército hondureño ha tenido cuidado de pronunciarse oficialmente en torno al supuesto involucramiento de varios de sus miembros en el tráfico de drogas.

DR militares2 270317(1024x768)
Los militares investigados a petición de Estados Unidos son Carlos Alberto Maradiaga y Santos Rodríguez Orellana.

El exlíder del cartel de Los Cachiros, que se entregó a la Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA) en diciembre de 2015, testificó a pedido del gobierno de Estados Unidos, en el marco del juicio del hijo del expresidente Porfirio Lobo Sosa, Fabio Lobo, quien es acusado de conspirar para enviar cocaína a ese país.

Rivera declaró que sus contactos con los Lobo, con políticos en funciones, con la policía y militares, ayudaron al cartel a recibir toneladas de cocaína en Honduras provenientes de Colombia y Venezuela que luego era enviadas a Guatemala, México y finalmente Estados Unidos.

Contactos militares

En algunos fragmentos de su testimonio, relató los encuentros que él, su hermano Javier Heriberto y sus socios criminales sostuvieron con miembros de la institución castrense que les prestaban protección y apoyo logístico para sus actividades ilícitas en el norte y Atlántico del país.

Para el caso, el narcotraficante mencionó a por lo menos a cinco militares con los que tuvieron contactos y que les ayudaron a recibir y proteger los cargamentos de drogas que llegaban a las regiones de Colón y Cortés en avionetas provenientes de Suramérica.

DR militares3 270317(1024x768)
Un militar custodiando una avioneta que transportó droga. Foto referencial.

El exlíder del cartel de Los Cachiros, que se entregó a la Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA) en diciembre de 2015, testificó a pedido del gobierno de Estados Unidos, en el marco del juicio del hijo del expresidente Porfirio Lobo Sosa, Fabio Lobo, quien es acusado de conspirar para enviar cocaína a ese país.

Rivera declaró que sus contactos con los Lobo, con políticos en funciones, con la policía y militares, ayudaron al cartel a recibir toneladas de cocaína en Honduras provenientes de Colombia y Venezuela que luego era enviadas a Guatemala, México y finalmente Estados Unidos.

Alianzas de capos y militares
1. Juan Ramón Matta
Los orígenes del narcotráfico surgen en los años 70, con la alianza entre el capo hondureño Juan Ramón Matta y miembros de las FFAA.
2. Los Valle Valle
El cartel de los Valle estableció su centro de operaciones en el Espíritu, Copán, desde donde despachaban entre 5 y 20 toneladas mensuales de cocaína a EUA.
3. Los Cachiros
Establecieron su centro de operaciones en Colón y controlaban el 90% de las pistas clandestinas con apoyo de militares y policías.
4. Don H y el Negro Lobo
A los anteriores se suman los carteles de Héctor Emilio Fernández Rosa,Don H, Carlos, el Negro Lobo y Fabio Lobo.

“La Policía terminó en una incursión allí donde estaba el envío, en el rancho Chinda Montes porque uno de los copilotos había dejado su GPS. Y luego Fortín, el tipo del radar, había enviado una foto con uno de los chicos que le envié para proporcionar seguridad allí”, señaló en el testimonio. También mencionó a otro militar que proporcionaba información de radar de las aeronaves, al comandante de la base de El Aguacate a quien a través de Fabio Lobo le pidieron apoyo para recibir los cargamentos por esa pista aérea y otro uniformado que participó en otra operación de drogas en Tocoa.

En la mira

Las conexiones de estos y otros militares hondureños con Los Cachiros, el Cartel de Los Valle y con el jefe del cartel del Atlántico, Wilter Neptali Blanco, ya eran ampliamente conocidas por la DEA y las autoridades estadounidenses.

De hecho, en octubre de 2016, la embajada de Estados Unidos informó que dos oficiales de las Fuerzas Armadas estaban siendo investigados por corrupción y narcotráfico y por sus nexos con estos carteles de la droga, especialmente con el de Wilter Blanco.

Uno de los mencionados era el capitán de aviación Carlos Alberto Maradiaga Izaguirre, quien estuvo asignado en el monitoreo de los radares.

Se supo que inteligencia del Ejército investigaba a Maradiaga Izaguirre porque supuestamente desde su cargo proporcionaba información sobre la ruta que las naves debían seguir para evitar ser detectadas por las aeronaves de la Fuerza Aérea hondureña.

Cronología
11 Julio 2016
Extaditados
Cinco de seis policías acusados de narcotráfico y tráfico de armas se entregaron voluntariamente a la justicia de EUA, luego de ser solicitados en extradición por nexos con el narcotráfico.
7 Octubre 2016
Investigado
La embajada de EUA emite un comunicado en el cual indica que el capitán Alberto Maradiaga Izaguirre es investigado por corrupción y nexos con el narcotráfico.
10 Octubre 2016
Investigado
La embajada de EUA emite otro comunicado para informar que el capitán Santos Rodríguez Orellana es investigado por vínculos con el narcotráfico
6 Marzo 2017
Confesión
El narcotraficante y asesino confeso Devis Leonel Maradiaga declara ante un tribunal federal de Nueva York que políticos, diputados y alcaldes en funciones, un expresidente, policías y militares, les ayudaron a introducir y enviar a EUA cientos de toneladas de cocaína

Otro de los mencionados por la embajada fue el capitán Santos Orlando Rodríguez Orellana, quien posteriormente fue suspendido del servicio activo de manera deshonrosa por sus nexos con el narcotráfico.

Investigaciones

Fuentes castrenses informaron a LA PRENSA que a raíz del testimonio de Devis Leonel se abrió una investigación para poder identificar a los militares que cooperaron con Los Cachiros y para eso se están cotejando las fechas y nombres de los oficiales que estaban asignados en las regiones donde se dieron esos hechos.

El coronel Jorge Alfredo Cerrato, portavoz de las FFAA, restó credibilidad a la confesión del narcotraficante, pero dijo que la inteligencia hará sus propias indagaciones para cotejar la información y determinar si esos militares realmente existen en la institución. Apuntó que hay muchos oficiales de apellidos Amaya y Fortín y por tanto no es posible precisar de quiénes se trata exactamente. “A lo mejor inteligencia ya está trabajando en enlazar nombres, cargos, puestos y tiempo de donde estuvieron estas personas”, indicó.

Por su parte, Yuri Mora, portavoz del Ministerio Público, ratificó que ya hay investigaciones en curso en conjunto con la Maccih y los militares son parte de ellas.