La representación de las mujeres en las portadas de cómics vuelve a generar polémica. Ahora por parte de la editorial Marvel Comics, quienes dieron un pequeño vistazo a una ilustración especial hecha por Milo Manara que engalanará el número uno de Spider-Woman.

El gran problema es que la pose en que fue dibujada Jessica Drew es por demás sugestiva; hombres y mujeres que han visto la imagen resaltan que el personaje parece tener 'body-paint' en lugar de un traje y que su trasero sobresale del resto.

Punto importante: gran parte de la obra de Manara corresponde al cómic erótico.

Esta portada se suma a una larga lista de representaciones tachadas como 'políticamente incorrectas' en torno a la figura heroica femenina; la más reciente, la hecha por Mimi Yoon para el cómic de 'Las Chicas Superpoderosas' de IDW; misma que fue cancelada al presentar una versión adolescente y 'sexualizada' de las niñas.