08/05/2022
11:53 AM

Más noticias

Revelan últimas palabras de Halyna Hutchins, la mujer que mató Alec Baldwin

El actor estadounidense mató por accidente a la directora de fotografía

Ciudad de México.

Mientras la investigación policial referente al incidente mortal con un arma de fuego en el set de la última película de Alec Baldwin continúa, Los Angeles Times reveló este lunes las últimas palabras de Halyna Hutchins, quien falleció luego de que el actor le disparara una bala real de forma accidental.

De acuerdo con varias entrevistas realizadas por el diario a miembros de la producción, correos electrónicos y mensajes de texto, se reveló que, segundos antes de morir, la directora de fotografía le dijo a un operador de boom (micrófono): “Eso no fue bueno. Eso no fue nada bueno”.

Momentos antes del incidente, Baldwin se encontraba practicando sus movimientos para una escena de acción que involucraba un tiroteo dentro de una iglesia.

Los operadores de cámara, liderados por Halyna, alistaban las tomas que retratarían al histrión con un viejo revolver Colt calibre .45, informó el periódico.

“Supongo que voy a sacar esto, jalarlo y decir, ‘¡Bang!’”, dijo el actor, de 63 años, mientras desenfundaba la pistola real, ignorando que en su interior se encontraban cartuchos reales.

El asistente de producción que le entregó el arma, le había dicho que se trataba de una “pistola fría”, lo que significaba que no contenía municiones reales y era segura para el rodaje. La realidad resultó ser otra.

De acuerdo con los entrevistados, tras el disparo, la madre de 42 años, que lideraba la fotografía en el set de Rust, se tambaleó hacia atrás y cayó en los brazos del jefe de electricistas en el set.

Mientras, el director Joel Souza, quien supuestamente fue golpeado por la misma bala, también cayó al suelo.

“¿Qué diablos fue eso? ¡Eso quema!”, Souza gritó, según informes del diario. Baldwin dejó el arma en un banco y dijo repetidamente: “¿Qué diablos acaba de pasar?”.

Tras solicitar entre gritos la asistencia de un médico, los miembros del equipo corrieron para ayudar a Hutchins.

Es ahí cuando el operador del boom, la miró a los ojos y dijo: “Oh, eso no fue bueno”, dijo el LA Times.

“No, eso no fue bueno. Eso no fue nada bueno”, respondió ella.

Pocas horas después, Halyna fue declarada muerta.