13/06/2024
08:33 PM

Navidad, ¿cristiana o pagana?

Para la sociedad de consumo, la Navidad es la gran oportunidad para vender y comprar todo aquello que la publicidad les presenta, no así para los cristianos.

    Para la sociedad de consumo, la Navidad es la gran oportunidad para vender y comprar todo aquello que la publicidad les presenta, no así para los cristianos que ven en esta época la oportunidad de acercarse más a la familia y sobre todo a Dios.

    El materialismo que día tras día rodea esta celebración dirigen a lo superficial, a lo material y mundano, pero también a la convivencia y al espirítu de compartir con los demás más necesitados.

    Durante esta época las tiendas reportan ventas récord de alcohol y la gente parece solamente estar concentrada en la diversión; sin embargo, usted decide si quiere una Navidad cristiana o pagana.

    El materialismo que priva en la época es desenfrenado y en muchas personas tiende a entristecer, pues algunos se olvidan del verdadero significado de las fiestas navideñas.

    El verdadero significado

    El padre Saturnino Senis dice que la Navidad es el misterio del amor y de la ternura de Dios.

    'El Señor pide compartir sus vidas y la hace suya con sus alegrías y tristezas, sus esperanzas y temores', expresó.

    El verdadero cristiano vive esta época compartiendo con sus semejantes los buenos deseos, haciendo realidad el mandato de Jesús. 'Tuve hambre y me diste de comer, tuve sed y me diste de beber, estuve enfermo y me ayudaste, estuve desnudo y me vestiste, estuve solo y me acompañaste, son sólo algunas de las acciones que las personas de buen corazón pueden hacer en esta fecha.

    'A veces, de tanto hacer algo, se olvida por qué se hace o para qué sirve', algo así puede pasar con la Navidad, comenta Vilma Paz, coordinadora de grupo de jóvenes. Esta época la promueven tanto los medios y la publicidad, que se corre el riesgo de olvidar el verdadero significado.

    Se debe hacer un paréntesis y reflexionar sobre aquéllas cosas que no le dejaron ningún beneficio a su vida y proponerse nuevas metas para el año que inicia.

    Sus orígenes

    Aparte del origen cristiano de la navidad, esta fiesta ha ido mezclando su carácter religioso con la tradición de convivencia familiar.

    Es desde el siglo XIX cuando la navidad empieza a afianzarse con el carácter que tiene hoy día, pues en ese siglo se popularizó la costumbre del intercambio de regalos; se creó a Santa Claus y regalar tarjetas navideñas. Costumbre que con el tiempo, la mercadotecnia, en especial la norteamericana, aprovecharía para expander la navidad por el mundo dándole un carácter distinto al religioso, y con temas que poco o nada tienen que ver con la tradicional celebración.

    Si bien es cierto que con la llegada de la navidad los niños se entusiasman con los regalos, los padres están en la obligación de explicarles el verdadero significado de ese momento especial sin quitarles sus sueños e ilusiones.

    No deja de ser valioso celebrar la generosidad y el cariño de una manera concreta. Y con esto, posiblemente sin ser conscientes, celebrar el mayor de todos los regalos: Dios Padre, regalando a su Hijo para que salvara a la humanidad del pecado y de la muerte.

    ¡Qué vivan dichosamente esta Navidad y que Dios los bendiga!

    • La fecha es propicia para compartir con los más necesitados y visitar los enfermos.
    • El 24 de diciembre, las familias se unen para dar gracias a Dios por los beneficios recibidos en el año.
    • Todas las personas se deben unir con el único propósito, brindar amor y paz a los más necesitados.

    Costumbres de la temporada

    Cena de Navidad: consiste en un banquete a medianoche, en honor del nacimiento de Cristo.

    Tradicionalmente se come pavo, bacalao y otros platillos, dependiendo del lugar en que se celebre.

    Pesebres o Nacimientos consisten en la representación del nacimiento de Jesús, mediante una maqueta de Belén, en la que las figuras principales son el establo en donde nació Jesús, la Sagrada Familia y los pastores.

    Corona de Adviento: marcan los cuatro domingos de adviento anteriores al día de navidad, las familias se reúnen cada domingo, se enciende una vela y se recitan oraciones y villancicos como preparación al Nacimiento de Jesús.

    Villancicos: canciones alusivas al nacimiento de Cristo o a la Sagrada Familia. Algunos como Noche de Paz tienen versiones en varios idiomas o ritmos, con el mismo o distinto nombre.

    Posadas: son una serie de fiestas populares que recuerdan el trayecto de San José y la Virgen María para llegar a Belén. Las familias se reúnen a leer la novena, comer cosas típicas, como buñuelos o natilla y hacer juegos variados.

    Árbol de Navidad: adornado con esferas de colores, cintas brillantes, estrellas. Su estructura es parecida a la de la rama veracruzana, que también se lleva a cabo en las fiestas decembrinas y se coloca en las salas familiares.