Madrid, España.

En 2019, y tras dos años de intensa búsqueda, Cardi B y Offset por fin encontraron el hogar de sus sueños en Atlanta, el lugar donde creció el rapero, en forma de una mansión que imita a un château francés y que cuenta con cinco habitaciones, piscina, bodega, sala de juegos e incluso su propio campo de tiro.

Desgraciadamente, la vivienda se ha visto afectada ahora por el paso del huracán Ida, que ha causado lluvias torrenciales y peligrosas inundaciones en distintos lugares de la costa este de Estados Unidos y ha dejado además sin luz a millones de personas.

La propia Cardi ha recurrido a sus redes sociales este jueves para mostrar el alcance de los daños que ha sufrido su propiedad a través de una serie de videos en los que se pueden ver los charcos que se han formado en el suelo de la casa y que, para su desesperación, han empezado a oler mal.

'La tormenta no es ninguna broma', ha escrito ella para advertir a todos sus seguidores de la gravedad de este último desastre natural.

Este percance llega además en un momento muy inoportuno en el que Cardi y su esposo están preparándose para dar la bienvenida a su segundo retoño, que se suma a la hija de 3 años que tienen en común, Kulture, y los otros tres niños que Offset comparte con sus exparejas.