Miami.

Ke$ha demandó a Dr. Luke, su ex productor, por abusar sexual, física y sicológicamente de ella durante 10 años, informó TMZ.

De acuerdo con documentos legales obtenidos por el portal, la intérprete acusa a quien fuera su colega de atacarla desde el momento en el que firmaron contrato, cuando ella tenía 18 años, y de obligarla a usar drogas y alcohol para agredirla.

'Esta demanda representa un esfuerzo sincero de parte de Ke$ha para retomar el control de su carrera musical y libertad personal luego de sufrir, durante 10 años, manipulación mental, abuso emocional y un constantes asaltos sexuales por parte de Dr. Luke', expresó Mark Geragos, abogado de la estadounidense.

'Los hechos presentados en nuestros documentos retratan a un hombre que está controlando y dispuesto a cometer actos horribles de abuso, con afán de intimidar a una impresionante, talentosa y joven artista para someterla'.

Según el testimonio de la rubia, Luke le hizo inhalar una sustancia antes de subir a un avión, y fue durante el viaje que se aprovechó de que ella al estar drogada.

También expresa que en otra ocasión la obligó a beber con él, para después darle una sustancia que denominaba píldoras de sobriedad. La tarde del día siguiente, despertó adolorida, enferma y desnuda en la cama del creativo sin saber cómo había llegado ahí.

Los actos del productor habrían provocado desórdenes alimenticios en la cantante al calificarla como un refrigerador gordo; además, varias de sus declaraciones afectaron sicológicamente a la estrella.

En la denuncia, Ke$ha pide al Juez del caso que le permita anular el contrato que aún tiene con el productor.

El productor se defiende
Dr. Luke está contrademandando pues alega que la cantante miente y que sus declaraciones fueron infundadas por su madre y un equipo de gestión que quiere que la intérprete termine su relación laboral con él.

Agrega que la famosa trató de extorsionarlo amenazándolo con difundir mentiras sobre él a un sitio de Internet a menos que la liberara de su contrato de grabación.

Aunado a lo anterior, el abogado de Dr. Luke, Christine Lepera, señala que la demanda de la estadounidense es una 'campaña publicitaria de declaraciones escandalosas y falsas, mismas que son difamatorias. Incluso, dice que Ke$ha y su mamá y han aceptado que todo es falso.