06/12/2022
10:15 AM

Más noticias

Gisele Bündchen sigue brillando por su ausencia en los partidos de Tom Brady

La modelo se niega a acudir a los estadios para ver a su todavía marido en acción

La modelo Gisele Bündchen y el deportista Tom Brady atravesarían una de las mayores crisis en sus 13 años de matrimonio, según se desprende de esas fuentes que aseguran que los dos enamorados sufren un duro bache en su vida en común.

Ellos no se han pronunciado con claridad sobre sus problemas maritales, pero el laureado quarterback de los Tampa Bay Buccaneers ya dejó entrever hace unas semanas que su breve período de bajas en los terrenos de juego se debía a motivos estrictamente personales.

No es ningún secreto que la modelo brasileña reaccionó con furia a la decisión que, el pasado febrero, tomó su esposo al regresar a la competición profesional solo unos días de confirmar su supuesta retirada. El matrimonio y sus dos hijos en común, Benjamin y Vivian, se fueron de vacaciones a Costa Rica en los días que transcurrieron entre el anuncio del fin de su carrera y la noticia de su glorioso regreso.

Tom y Gisele habrían mantenido una fuerte discusión en ese paradisíaco entorno a cuenta del cambio de planes que finalmente ejecutó el ídolo del fútbol americano. Desde que comenzó la nueva temporada, no se ha visto a la maniquí en ninguno de los estadios donde ha jugado Brady, lo que contrasta con las apariciones esporádicas de sus hijos en las gradas.

Este domingo, Tom y sus compañeros se enfrentaron en casa a los Kansas City Chiefs, en un encuentro que había tenido que suspenderse debido a la devastadora acción del huracán Ian y que se retomó ese día. Ni Gisele ni los niños hicieron acto de presencia en el coliseo de Tampa Bay para apoyar al ilustre mariscal de campo.

Preguntado sobre su desaparición de la escena deportiva, un portavoz de Gisele se ha negado a ahondar en este delicado tema y se ha limitado a aclarar que la también empresaria está muy centrada en sus “proyectos personales” y en la crianza de sus vástagos: “Gisele está plenamente dedicada a sus hijos y también está trabajando en proyectos personales”, ha subrayado en una nota reproducida por la revista People.