Madrid, España.

El cantante mexicano Cristian Castro siempre consigue sorprender a sus fans con sus cambios de look, bien sea pasándose al bando de los rubios o convirtiéndose de la noche a la mañana en metalero, con arnés y pantalones de cuero incluidos.

Su última reinvención le ha llevado a dejarse crecer una media melena y teñirse el pelo de un tono que solo puede describirse como amarillo pollito.

Su nueva imagen, que salió a la luz por medio de una foto que apareció hace unos días en las redes sociales, no ha terminado de convencer a todo el mundo y, como era de esperar, han surgido las siempre odiosas comparaciones.

En las últimas horas se ha vuelto viral un vídeo grabado durante uno de los últimos conciertos del intérprete en el que uno de los asistentes levanta su teléfono móvil para mostrar una fotografía del personaje Beetlejuice de la película de Tim Burton y ponerla al lado de Cristian, con la clara intención de establecer parecidos con Cristian mientras él continúa adelante con su actuación.

Para ser justos, los dos llevan el pelo peinado hacia atrás y traje con unas solapas amplias y un chaleco debajo, aunque los estándares de higiene del músico son claramente mucho más altos que los del exorcista de vivos.