20/05/2024
01:51 AM

Britney Spears se reencuentra con su madre Lynne para firmar la paz

Madre e hija llevan años sin verse, entre otras razones por el rencor que la princesa del pop todavía alberga hacia su progenitora

Madrid, España.

Britney Spears y su madre Lynne habrían protagonizado un llamativo encuentro en la mansión que la princesa del pop tiene en Los Ángeles, en la que reside junto a su esposo Sam Asghari.

Al parecer, la progenitora de la artista voló este miércoles desde Luisiana hasta California y fue recibida en el aeropuerto por el mánager de su hija, Cade Hudson, quien la llevó a su casa para que, posteriormente, un taxi la trasladara a las puertas de la vivienda de la cantante.

Según el portal de noticias TMZ, la intérprete fue informada en todo momento de los movimientos de su progenitora, para estar preparada de cara al momento en que volvieran a verse las caras tras años separadas.

No se trataba de una visita sorpresa: de acuerdo con fuentes de su entorno, Britney y Lynne llevaban ya varios días intercambiando mensajes que finalmente desembocaron en su sorprendente encuentro.

Lynne está decidida a hacer las cosas bien con su hija”, ha señalado una fuente.

La relación de la diva con su progenitora ha sido especialmente conflictiva durante el último año y medio. Una vez liberada de la opresiva tutela judicial que pesó sobre ella durante 13 años, gestionada con puño de hierro por su padre Jamie Spears, Britney no dudó en echar mano de las redes sociales para ajustar cuentas con toda su familia.

En concreto, a Lynne le afeó su pasividad e inacción ante algunas de las prácticas más abusivas de su progenitor, quien le prohibía llevar amigos a casa, conocer potenciales novios y, básicamente, hacer vida normal sin su permiso.

Britney llegó a expresar su convencimiento de que tanto su madre como su hermana Jamie Lynn, con quien la diva también ha tenido varios rifirrafes en la esfera virtual, disfrutaban con su represión o al menos se beneficiaban voluntariamente de todo ello.

En ese sentido, la vocalista recordó que cuando sus fans iniciaron el movimiento ‘Free Britney’ para forzar el fin de la tutela, le resultaba confuso “ver a tantas personas luchando en la calle”, mientras su madre y su hermana “no hacían absolutamente nada”.

El pasado mes de octubre, Lynne recurrió a sus redes sociales para retomar el contacto con su hija y pedirle abiertamente disculpas.

¡Siento mucho tu dolor! ¡Lo siento desde hace años! Te quiero y te echo de menos. Britney, en el fondo lo sabes perfectamente. Me disculpo por todo lo que te ha hecho daño”, le dirigía en Instagram, además de pedirle que la desbloqueara y contestara a sus llamadas.

Pero su súplica no tuvo el efecto deseado, a tenor de la dura respuesta que le dio la diva. “¡¡Mamá, recoge tu disculpa y que te den!! Y para los pu*** doctores que me jodi**** la mente... ¡Rezo para que acabes en el infierno! ¡¡Me pueden besar todos el culo!!”, espetaba.