Cannes, Francia.

El 75º Festival de Cannes arrancó este martes con el estadounidense Forest Whitaker como primera estrella invitada y una película de zombis en clave de humor.

La mayor muestra de cine del mundo vuelve con ganas de divertir y dejar atrás las restricciones sanitarias, pero sin olvidarse de la tragedia de Ucrania.

El ambiente tendrá que ser “digno, respetuoso (...) aunque sea solo como homenaje a los que viven días mucho más complicados que nosotros”, pidió el presidente del jurado, el actor francés Vincent Lindon, preguntado por si el conflicto iba a influir en su decisión.

Ninguna película ucraniana concursa para la Palma de Oro, pero sí en otros certámenes paralelos de Cannes.

Algunos de los momentos más esperados de la muestra son la presentación de Tom Cruise de una nueva entrega de “Top Gun”, película emblemática de los años 1980, el filme “Elvis” del director Baz Luhrmann sobre el rey del rock’n’roll, y David Cronenberg con “Crimes of the future”, que deleitará a los amantes del cine sanguinolento.

Las 21 películas seleccionadas para la Palma de Oro son el reflejo de un equilibrio entre el cine comercial y el cine de autor.

Solo cinco directoras compiten por el galardón, un récord de todas maneras para Cannes.

El jurado, que entregará la Palma el 28 de mayo, es mucho más paritario, con cuatro mujeres entre los nueve integrantes.

El actor afroamericano oscarizado Forest Whitaker recibirá a sus 60 años una Palma de Oro honorífica.

Intérprete de papeles tan emblemáticos como “El último rey de Escocia” o “Bird” (con la que ganó el premio a la mejor interpretación en el Festival de 1988), Whitaker es el invitado de gala este martes.

Luego corresponderá a la película “¡Corten!”, del director francés Michel Hazanavicius, sobre zombis, pero con tono humorístico, abrir el baile.

El actor afroamericano oscarizado Forest Whitaker recibirá a sus 60 años una Palma de Oro honorífica.