Los Ángeles, Estados Unidos.

Cuando Britney Spears anunció hace poco más de una semana a través de Instagram que se había comprometido con su pareja Sam Asghari, muchos de sus seguidores -incluida la famosa actriz Octavia Spencer- le recomendaron que se asegurara de firmar un acuerdo prenupcial antes de pasar de nuevo por el altar para ahorrarse futuros quebraderos de cabeza en caso de que su matrimonio no funcionara.

Instagram

La princesa del pop no respondió directamente a ninguno de esos comentarios, pero ahora ha salido a la luz que tiene toda la intención de proteger su fortuna y sus intereses de cara a su tercer enlace, según desvelan los últimos documentos presentados ante la juez que estudia la posible terminación de la tutela legal a la que la artista vive sometida desde 2008.

Su abogado ha solicitado que se sustituya al padre de la cantante por otra persona de forma “temporal y a corto plazo” a partir del 29 de septiembre porque Britney necesita redactar y firmar un acuerdo prenupcial después de comprometerse recientemente, lo que requeriría de la participación de su tutor.

Mala relación

La mala relación que ella mantiene actualmente con su progenitor Jamie Spears desaconsejaría que este último participe en el proceso porque “dificultaría la capacidad de negociar y consumar un contrato que todos pueden acordar que es en el mejor interés de la Sra. Spears”.

Britney ha estado casada anteriormente con un amigo de la infancia, aunque la unión solo duró 55 horas después de una boda exprés en Las Vegas, y con Kevin Federline, el padre de sus dos hijos adolescentes.

Ahora parece que ella está más cerca que nunca de recuperar el control de su vida y de su carrera, en vista de que Jamie presentó una petición el pasado 7 de septiembre expresando por primera vez su convicción de que la tutela legal ya no es lo más beneficioso para su famosa hija.

También aseguró que la otra tutora de Britney, Jodi Montgomery, apoya la terminación siempre y cuando esté “sujeta a una transición adecuada y a la protección de los activos”.