Estados Unidos.

James Franco fue acusado de intimidar a estudiantes en su escuela de actuación llevándolos a situaciones sexuales injustificadas y abusivas.

James Franco rompió el silencio sobre las acusaciones en su contra por conducta sexual inapropiada y admitió que mantuvo relaciones sexuales con estudiantes de su escuela Franco’s Studio 4.

En una entrevista con Jess Cagle de SiriusXM, el actor declaró que pensaba en ese tiempo que dormir con sus estudiantes estaba bien debido a que era aceptable y consensual.

“Durante el transcurso de mi enseñanza, me acosté con los estudiantes, y eso estuvo mal”.

“Pero como dije, no es por eso que comencé la escuela y no fui la persona que seleccionó a las personas para estar en la clase. No era un plan maestro de mi parte. Pero sí, hubo ciertos casos en los que, ya sabes, estaba en una cosa consensuada con un estudiante y no debería haberlo estado “, señaló Franco, de 43 años.

El intérprete de Harry Osborn en Spider-Man (El Hombre Araña), reveló que ha luchado contra la adicción al sexo durante años después de volverse sobrio por el alcohol a una edad temprana.

“Es una droga tan poderosa”, explicó.

“Me enganché por más de 20 años. La parte insidiosa de eso es que me mantuve sobrio por el alcohol todo ese tiempo. Y fui a reuniones todo ese tiempo. Incluso traté de apadrinar a otras personas. Así que en mi cabeza, fue como, ‘Oh, estoy sobrio. Estoy viviendo una vida espiritual”.

De acuerdo al portal Page Six, en 2019, James Franco fue demandado por los ex estudiantes Sarah Tither-Kaplan y Toni Gaal, quienes alegaron que el histrión y otros instructores presionaban a mujeres para que se desnudaran para las audiciones mientras ofrecían oportunidades para papeles en películas.

“Decepcioné a mucha gente. Decepcioné a mis estudiantes”, dijo.

Cabe señalar que, el actor resolvió dicha demanda por $2.235 en junio de 2021 y Franco’s Studio 4, cerró definitivamente en 2017.