Luto por muerte de Jaime Murrell: estos son los éxitos que lo convirtieron en leyenda

La música del panameño fue utilizada en campañas contra la violencia en paises de toda América Latina.

Cientos de evangélicos lamentaron la muerte del cantante panameño.
Cientos de evangélicos lamentaron la muerte del cantante panameño. /

San Pedro Sula, Honduras.

Consternación en el mundo de la música cristiana. Este jueves 4 de febrero falleció en Miami el cantante Jaime Murrell.

La noticia ha causado tristeza en miles de evangélicos y personas de todo el mundo que siguieron durante 45 años la música del cantante de origen panameño conocido por canciones que marcaron tendencia por sus temas pidiendo la paz en las naciones.

A continuación hacemos una recopilación de sus éxitos que ahora lo convertirán en leyenda.

1. TE PIDO LA PAZ

Quizá la canción más conocida de Jaime Murrel. En esta canción, el cantante hace una oración por la paz en la ciudad y pide perdón a Dios por la maldad del pueblo. Esta canción ha sido utilizada en cientos de campañas por la paz en Honduras y diversos países de Centroamérica.

2. YO QUIERO MÁS DE TI

Esta canción fue utilizada dentro de la campaña que realizó el escritor estadounidense Rick Warren con su libro Una Vida con Propósito. Ahora es una canción presente en cientos de congregaciones evangélicas.

3. ASÍ ES TU AMOR

Una de las últimas canciones que grabó Jaime Murrel pero que estrenó en los inicios de su carrera. En esta versión cantó con el joven cantante cristiano Kike Pavón en el albúm de este último llamado "Ayer y Hoy"

4. OH MORADORA DE SION

Una de las canciones favoritas en el ambiente cristiano. Esta versión se popularizó más en su versión de los 25 años de carrera de Murrell. Un dato curioso de la misma es que tuvo un acompañamiento en violín del músico hondureño Héctor David.

5. GRANDES SON TUS MARAVILLAS

Miles han cantado Grandes son tus maravillas en todo habla hispana. Jaime Murrell grabó esta canción junto con Marcos Witt en los años 90's pero hizo un remix en sus 25 años.

La Prensa