Lana del Rey niega ser racista tras criticar a Beyoncé y Cardi B, entre otras estrellas femeninas

Lana del Rey arremetió contra todos aquellos que le acusaron de ser racista solo por criticar las dinámicas que, a su juicio, dominan la escena de la música contemporánea.

Lana del Rey se metió en sendos problemas al tratar de defender su música.
Lana del Rey se metió en sendos problemas al tratar de defender su música. /

Estados Unidos.

La cantante Lana del Rey no se asusta ante las críticas y acusaciones que ha venido recibiendo en los últimos días después que los comparativo que expresó abiertamente en una de sus últimas publicaciones de Instagram fueran interpretados como racistas.

En la publicación hecha en la esfera virtual la estrella quería criticar las contradicción entre el recibimiento hostil de algunas de sus antiguas canciones y el éxito comercial de temas posteriores, procedentes de estrellas como Cardi B, Ariana Grande o Beyoncé, que a su juicio suponen propuestas artísticas similares.

"Doja Cat, Ariana (Grande), Camila (Cabello), Cardi B, Kehlani y Nicki Minaj y Beyoncé han tenido números 1 cantando sobre ser sexy, andar desnudas, follar, engañar...", señaló la artista en la carta inicial, titulada "pregunta para la cultura".

Tras ser tildada de 'racista' por arremeter contra esos dobles estándares que, según ella, hace de su música un ejemplo peligroso de "fragilidad" femenina en contraposición con el carácter "empoderado" de otras estrella de la música, Lana no solo se ha reafirmado en sus declaraciones, sino que ha insistido en el sesgo de los ataques que se realizan contra ella, los cuales no se aplicarían a otras artistas del sector.

"Solo quiero recordarles que, en mi anterior entrada, mi única declaración personal fue la de reivindicar la necesidad de incluir algo de fragilidad en el movimiento feminista. Cuando hablé de 'chicas como yo', no me estaba refiriendo a mi condición de mujer blanca, sino a aquellas mujeres a las que no se suele creer porque se piensa que de alguna forma se merecen lo que les pasa", dijo en un video publicado en Instagram.

MIRA: Billie Eilish publica sensual video mostrando su cuerpo como nunca

Por si no fuera suficiente con su aclaración, Lana también ha vuelto a ejemplificar su postura con una comparativa que, en esta ocasión, implica directamente a su compañera de profesión FKA Twigs.

Según su testimonio, a ella le han comparado nada menos que con una 'zorra' por atreverse a bailar en una barra cuando, de ser el caso de la segunda, la misma idea sería alabada como una original muestra de su arte.

"Cuando me subo a una barra, la gente me llama zorra, pero si lo hace [FKA] Twigs, se supone que es arte. La cultura está muy enferma hoy en día, y me parece muy triste que se me ataque cuando siempre he querido lo mejor para la cultura y para la mujer", ha aseverado.

En día anteriores Lana había aclarado que sus declaraciones no tenían ningún intensión racista.

"No me llamen racista nunca nunca nunca más, porque eso es una tontería", escribió la artista, quien aseguró que "podría haber mencionado a cualquiera" pero eligió "a sus personas favoritas".

ADEMÁS: Netflix estrena serie de Jeffrey Epstein, el depredador sexual entre los millonarios y poderosos

En el pasado las líricas de Lana han sido criticadas por romantizar la violencia contra la mujer con letras como "Me golpeó y se sentía como un beso".

Para Lana del Rey su música sigue siendo una expresión de feminismo, solo que más "glamuroso".

La Prensa