Kim Kardashian y North publican su primer video de TikTok al ritmo de Bomba Estéreo

Kim Kardashian se ha encargado de compartir el primer video hecho por su hija North con la aplicación de TikTok.

Kim Kardashian permite que su hija North use TikTok, pero con algunas restricciones.
Kim Kardashian permite que su hija North use TikTok, pero con algunas restricciones.

Estados Unidos.

Lo prometido es deuda y Kim Kardashian por fin ha compartido uno de los vídeos que su hija mayor North West ha realizado en los últimos meses a través de la app TikTok.

Hace una semana, a su paso por la fiesta que Vanity Fair organiza cada año tras los Óscar, la celebridad reconoció que había acabado sucumbiendo a las quejas de su primogénita y le había dado permiso para abrirse un perfil en la popular plataforma, que permite realizar, editar y compartir vídeos musicales de poca duración en modo selfie.

A diferencia de su primo Mason, hijo de Kourtney Kardashian y usuario de TikTok desde principios de enero, la niña de seis años no tiene permitido hacer públicos los suyos y solo puede guardarlos como borrador por orden expresa de sus padres.

Sin embargo, Kim ha querido que su niña también disfrute de sus '15 segundos' de fama y por eso este lunes ha subido a su cuenta de Instagram una de las grabaciones que han hecho juntas, en la que aparecen realizando una divertida coreografía al ritmo de la canción 'To My Love' de Bomba Estéreo.

ADEMÁS: Kylie Jenner y Travis Scott se van de fiesta juntos

Al margen de la promoción impagable que va a dar a la banda colombiana en el mercado anglosajón, esta publicación supone una de las pocas ocasiones en que los fans de Kim tendrán la oportunidad de verla bailando.

En realidad, la estrella se había prometido a sí misma no volver a mostrar sus dotes como bailarina en público tras su desastroso paso por el concurso 'Dancing With the Stars' en 2008 y hasta ahora solo se había saltado esa norma autoimpuesta por Beyoncé, cuando esta última le propuso que bailaran juntas en un concierto que ofrecieron sus maridos allá por 2011, en la época en que aún eran uña y carne.

La Prensa