Honduras da asistencia a inmigrantes detenidos en redadas en Misisipi

Los hondureños José de Jesús Munguía García y Silverio Canales Bueso permanecenen centros de detención y serán acompañados por el consulado en Estados Unidos.

VER MÁS FOTOS
Operativo. Los oficiales de ICE y de Seguridad Nacional en las redadas son repudiados en varios estados de EUA. AFP
Operativo. Los oficiales de ICE y de Seguridad Nacional en las redadas son repudiados en varios estados de EUA. AFP

TEGUCIGALPA/MISISIPI.

Dos hondureños fueron detenidos en las redadas contra migrantes indocumentados en procesadoras de alimentos en Misisipi (EUA) y sus casos ya están siendo atendidos, informó la vicecanciller de Honduras para Asuntos Migratorios, Nelly Jerez.

“Hemos tenido comunicación con nuestros cónsules y tenemos información sobre dos hondureños que fueron detenidos en esa redada en Misisipi”, afirmó Jerez a periodistas.

Los hondureños detenidos han sido identificados como José de Jesús Munguía García y Silverio Canales Bueso, señaló la funcionaria, quien hizo un llamamiento a las familias de estos migrantes a comunicarse con la Secretaría de Relaciones Exteriores para apoyarlos.

Agregó que los dos hondureños permanecen en centros de detención y serán acompañados por el consulado para su asistencia y protección.

Para saber
En un comunicado, la oficina del fiscal del Distrito Sur de Misisipi indicó que, de conformidad con los procedimientos del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), se preguntó a los detenidos el miércoles “si tenían niños que estaban en la escuela o en la guardería y debían ser recogidos”. A esas personas, subrayó el fiscal, se les facilitó teléfonos móviles para que pudieran “hacer arreglos para el cuidado de sus hijos u otros dependientes”.

Las autoridades migratorias de Estados Unidos informaron el miércoles de la detención de 680 indocumentados en siete procesadoras de alimentos del estado de Misisipi, en lo que supone la mayor redada de este tipo en al menos una década.

Los inmigrantes deben respetar nuestras leyes, tienen que venir aquí legalmente.

Mike Hurst, fiscal del Distrito Sur de Misisipi

Los inmigrantes que fueron detenidos pasaron a custodia del Servicio de Inmigración (ICE) que decidirá si los encierra en un centro de detención hasta que sean deportados a sus países de origen o si, por el contrario, los pone en libertad mientras las cortes deciden si pueden quedarse o no en el país.

Honduras tiene una red de 12 consulados en Estados Unidos, su principal socio comercial.

El embajador alterno de Honduras en Estados Unidos, Rafael Sierra, dijo a medios locales desde Washington que los operativos contra migrantes “son cada vez más comunes” y enfatizó que el país cuenta con un equipo de abogados para prestar ayuda a los nacionales".

El funcionario hondureño señaló que algunos de los indocumentados detenidos serán deportados a sus países de origen y otros serán puestos en libertad mientras las cortes deciden si pueden o no quedarse en Estados Unidos.

377
inmigrantes permanecían detenidos después de las operaciones; mientras que 271 fueron liberados y se esperaba que comparezcan ante un juez

Tragedia. Los niños son los que más sufren. La pequeña Cris (de 3 años) aguarda a su madre sin entender bien lo que ha pasado, después de que hace dos días su progenitora fuera detenida en la redada. Christina Peralta, vecina de la localidad de Forest (Misisipi), relató a Efe por teléfono que la niña, que “llora por su mamá todos los días”, permanece con unos parientes esperando la liberación de su madre, Magdalena Ramos Pérez, quien trabajaba en una planta procesadora de pollos.

Fotogalería: Niños llorando, inmigrantes esposados: ICE difunde imágenes de la mayor redada en una década

Según Peralta, Ramos Pérez se encuentra detenida en un centro en el estado vecino de Luisiana. Desde la redada, la angustia se ha apoderado de las comunidades hispanas, pero en especial de sus hijos. No obstante, no se sabe a ciencia cierta el número exacto de menores afectados por esta situación.

Entre esos niños se ha hecho conocido el caso de la pequeña Magdalena Alonzo Gregorio (de 11 años) que espera junto a su madre -quien no trabaja- y sus tres hermanos la puesta en libertad de su padre detenido.

“Si vienen a Estados Unidos ilegalmente, se van a ir": Donald Trump

MIAMI. El presidente Donald Trump defendió ayer las redadas masivas que produjeron el arresto de 680 personas sin documentos en siete plantas de pollo del sureste de Estados Unidos, al afirmar que estas medidas funcionan como un disuasivo contra la inmigración ilegal.

“Quiero que la gente sepa que si vienen a Estados Unidos ilegalmente, se van a ir”, dijo Trump a periodistas. “Y esto sirve como un buen disuasivo”.

“Cuando la gente vea lo que vio (el miércoles), sabrán que no se van a quedar aquí”, prosiguió en declaraciones en la Casa Blanca.Las redadas del miércoles en seis ciudades de Misisipi desataron duras críticas luego de que la prensa local divulgara imágenes de los niños que quedaron solos al salir de la escuela, llorando y sin tener adonde ir ni qué comer. Entretanto, las plantas de procesamiento de pollo se encontraron con su personal dramáticamente reducido.

Koch Foods, con beneficios de 3,200 millones de dólares según Forbes, publicó en su página de Facebook que tendrá el lunes una feria de trabajo para reclutar nuevos trabajadores en Forest, al este de la capital, Jackson. Otra de las plantas, PH Food, no pudo abrir sus puertas el jueves, informó el periódico local Clarion Ledger. Entre 70 y 80 de sus 100 trabajadores fueron detenidos en la redada.