Trump quiere que Honduras dé refugio a quienes buscan asilo en EEUU

Pedirá lo mismo a El Salvador, Costa Rica y Panamá.

Protesta. Una mujer guatemalteca porta una pancarta en la manifestación contra la visita de Kevin McAleenan. AFP
Protesta. Una mujer guatemalteca porta una pancarta en la manifestación contra la visita de Kevin McAleenan. AFP

GUATEMALA.

EEUU impulsará negociaciones para alcanzar acuerdos migratorios con El Salvador, Costa Rica, Honduras y Panamá, en línea con el sellado la semana pasada con Guatemala, para frenar la migración irregular desde Centroamérica, informó ayer el secretario interino de Seguridad Nacional estadounidense, Kevin McAleenan.

En un mensaje a los medios de comunicación en el que no aceptó preguntas, el funcionario estadounidense dijo que tal y como lo señaló el presidente Donald Trump la semana pasada su Gobierno está “buscando conversar” con el resto de países para ampliar este acuerdo por cree que es “una responsabilidad regional”.

Ahora estamos tratando de conversar con Honduras y El Salvador para tener arreglos similares a los de Guatemala.El presidente Trump también invitó a Costa Rica y Panamá porque esto lo vemos como una responsabilidad regional”, declaró McAleenan por medio de un traductor en un encuentro con la prensa en la capital guatemalteca.

McAleenan insistió en que el fenómeno migratorio es “una responsabilidad regional” y por ello Washington firmó también “un acuerdo importante con México para abordar temas de seguridad para atacar los contrabandistas” de personas. Aseguró que con los convenios, los centroamericanos podrán optar a visas agrícolas temporales.

LEA. AI: Muerte de salvadoreño en México exhibe deterioro de trato a migrantes

Lo que “se busca es trabajar con la región, dar más acceso a empleo legal en los Estados Unidos. Nosotros sí queremos que los agricultores vengan a trabajar en nuestra economía y darles protección a estos trabajadores”, dijo.

Rechazo. Guatemala y EEUU firmaron el pasado viernes un convenio que, si entra en vigor, obligará a la mayoría de migrantes que atraviesan el país centroamericano -salvadoreños y hondureños- a pedir asilo allí en vez de en territorio estadounidense.

Varias organizaciones, nacionales e internacionales, han mostrado su rechazo a este convenio y la Procuraduría de Derechos Humanos, entre otras entidades, han presentado varias acciones ante la Corte de Constitucionalidad (CC) para anularlo por considerar que es perjudicial para Guatemala.

LEA: EEUU detiene a 225 inmigrantes en Nuevo México

Sin embargo, los Gobierno de EEUU y Guatemala han defendido en reiteradas ocasiones este pacto, han asegurado que traerá beneficios y el mismo presidente Jimmy Morales ha recordado que su homólogo Donald Trump había amenazado con impuestos a las remesas y aranceles a las exportaciones sino se rubricaba.

Degenhart afirmó que el acuerdo fue suscrito sin “ninguna amenaza o presión” de EEUU, aunque reconoció que la advertencia de Trump de gravar exportaciones y remesas de Guatemala sigue vigente.

Preocupa a EEUU la lentitud para aplicar convenio

GUATEMALA. El ministro de Interior de Guatemala, Enrique Degenhart, reconoció ayer que el secretario de Seguridad Nacional de EEUU, Kevin McAleenan, les mostró su preocupación por la lentitud en la entrada en vigor del convenio de asilo firmado entre los dos países.

Degenhart explicó ayer que la percepción que recibieron de McAleenan fue de “mucha preocupación” porque para ellos el acuerdo debería estar avanzando, aunque aclaró que también manifestó su respeto al proceso interno. El acuerdo de asilo migratorio, según el ministro, “no está en vigencia” sino solo “firmado” y reiteró que forma parte de otros que se suscribirán a corto plazo con Washington. “Analizamos los escenarios que existen”, entre ellos enviar el acuerdo para su ratificación al Congreso, pero para ello se espera la resolución de la Corte de Constitucionalidad (CC) a un amparo revocatorio que presentó el Ejecutivo, lo cual se le compartió a McAleenan.