Tegucigalpa, Honduras.

Según el acuerdo ministerial 972 de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) emitido el pasado 19 de julio, se prohibirá la emisión de la guía de embarque a las fincas que no estén regularizadas o en proceso de legalizarse; esto no les permitirá vender producto a nivel nacional e internacional.

La medida afecta a 132 productores de camarón, quienes no podrán continuar vendiendo su producto si no cumplen con este requisito.

Todas las plantas camaroneras deben inscribirse en el Registro Especial Asociado.

Las fincas que no han cumplido con ese requisito establecido en la Ley de Fortalecimiento de la Camaricultura (Decreto 335-2013) poseen actualmente en concesión 1,384 hectáreas en los departamentos de Choluteca y Valle.

De acuerdo con el artículo 11 del Decreto 335-2013, la guía de embarque, la que es emitida por Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria (Senasa), es obligatoria para el transporte de producto dentro del territorio. Países como México están exigiendo a Honduras tener una base de datos del sector acuícola.