28/06/2022
01:04 AM

Más noticias

Sugieren crear fondo de garantías para acceder a reservas del BCH

Economistas señalan que de dar un préstamo directo se elevan los riesgos del no pago del crédito, hay un peligro inflacionario y pueden caer reservas drásticamente.

SAN PEDRO SULA

El Gobierno de la república anunció recientemente que recurrirá a las reservas en dólares del Banco Central de Honduras (BCH) para hacerle frente a la crisis económica que vive el país.

Rodolfo Pastor, secretario de la Presidencia, explicó en una entrevista que debido a la incapacidad para colocar bonos en el mercado internacional, el gobierno recurrirá a 1,000 millones de dólares de las reservas del BCH para hacerle frente a la “crisis heredada”.

Pastor comentó que “en términos macroeconómicos se tomó la decisión de un sacrificio importante que es seguir pagando la deuda externa que se acumuló a lo largo de los últimos años”.

Ricardo Matamoros, director del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales (IIES) de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah), dijo a LA PRENSA que desde hace dos años habían señalado que se pensará en un mecanismo de cobertura para acceder a financiamiento a partir de las reservas internacionales.Matamoros explicó que los efectos que puede tener en la economía dependerá de cómo se haga.

Reservas

Las reservas internacionales son una serie de depósitos, los cuales son controlados por los bancos centrales y las distintas autoridades monetarias. Los depósitos están compuestos por divisas extranjeras. En Honduras son el oro monetario, tenencia de billetes y monedas extranjeras, depósitos transferibles, entre otros.

“Reconocemos los argumentos del Gobierno, en este momento en los mercados no se pueden colocar bonos por las condiciones, ya que están a tasas muy altas y no sería bueno para la economía y finanzas del Estado”, señaló y agregó que el acceso al crédito internacional está limitado.

Sobre las formas de utilizar las reservas internacional, el IIES no recomendó que sea mediante un préstamo directo del BCH al Gobierno, el experto indicó las implicaciones: la primera sería que se elevan los niveles de no pago del préstamo por la situación económica del gobierno; la segunda, el riesgo inflacionario, ya que un crédito mal puede provocar que la inflación sea más alta y que con la situación actual ya se prevé que puede ser superior del 8%; el tercer riesgo es que la matriz productiva depende de las importaciones, con los $1,000 millones se elevará la demanda de bienes y puede provocar una disminución de las reservas internacionales. De igual forma se incrementará la incertidumbre para los inversionistas.

El experto indicó que como institución recomiendan crear un fondo de garantías con las reservas, puede ser con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), ya que en un organismo internacional se reduce el riesgo de no pago, no se reducirán las reservas y no se elevará el riesgo de país.

Otro de los beneficios que tendrá crear un fondo de garantía con las reservas internacionales será que el BCH tendrá margen para que no haya riesgo de depreciación de la moneda frente al dólar.Sin embargo, Matamoros indicó que todavía el Gobierno no ha dicho cuál será el mecanismo que utilizará para utilizar las reservas. “Estamos a la expectativa de qué mecanismo se utilizará”, finalizó.

Wilfredo Cerrato, expresidente del BCH, dijo que la decisión todavía está en discusión dentro de la autoridad monetaria por lo que recomendó esperar bajo las condiciones que se resuelve.

El BCH indicó que las reservas internacionales cubren 6.2 meses de importación de bienes y servicios.