Más noticias

Sector industrial deberá pagar el aumento del 35% a la energía

Se incrementarán los costos de producción de los bienes y servicios, y una consecuente subida generalizada de precios. También generará más inflación.

Tegucigalpa. El sector industrial sí recibirá el aumento al precio de la energía al quedar fuera del subsidio, según la comunicación preliminar de las autoridades de la Secretaría de Energía (Sen) en la que informaron que absorberían el ajuste del sector residencial y comercial.

Los interventores de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) tampoco han informado cómo, cuándo y a quién beneficiará el subsidio anunciado.

“No hay escapatoria”, comentó Jimmy Dacareth, expresidente de la Asociación Nacional de Industriales (Andi) al comentar que la energía es clave para la producción.

“El incremento en la energía nos impacta enormemente, ya que en toda nuestra cadena de valor (desde granjas hasta el almacenamiento) es un insumo esencial”, manifestó David Iraheta, representante de la industria de producción de carne de pollo.

Iraheta detalla que la energía para el rubro de carnes y pollo significa “no menos del 30% en los costos fijos de producción y operativos, ya que es una industria en donde la refrigeración es esencial”.

Para media tensión, la tarifa aumentó de 2.9996 a 4.0366 lempiras el kilovatio, lo que refleja un incremento de 1.03 o 34.5%.

Entre tanto, para la alta tensión la subida fue de 35.4% (99 centavos) al pasar de 2.81 a 3.81 lempiras, según detalla el pliego tarifario publicado el lunes por la Comisión Reguladora de Energía Eléctrica (Cree).

También se paga un cargo fijo de L 2,404 por el servicio de media tensión y L6,011 por el de alta tensión.

El alza a la energía en general se transfiere al costo de los productos, ya sean alimentos, bebidas, ropa, calzado, entre otros manufacturados. En consecuencia, es el consumidor final el que recibe el mayor impacto sin reconocer que las empresas también reducen su competitividad y rentabilidad. “Aumentarán los precios de los bienes y servicios y, por consiguiente, habrá un aumento generalizado en los precios y en el nivel de inflación”, consideró Liliana Castillo, expresidenta del Colegio Hondureño de Economistas (CHE).

Además, cuando la inflación alcance niveles altos se interviene con la política monetaria aumentando la Tasa de Política Monetaria y de allí sube la tasa de interés de los créditos, advierte.