04/08/2022
06:21 PM

Más noticias

Focalizar subsidio al precio de la energía, recomiendan expertos

El aumento acumulado al terminar los subsidios puede sumar un 40% de la factura. El precio del kilovatio para el sector residencial rondará los siete lempiras este año

Tegucigalpa, Honduras.

Es muy probable que las alzas a los combustibles continúen al menos durante este primer trimestre del año y de ser así también aumentará el precio de la energía, ya que el 40% de la generación en Honduras depende del búnker.

“Este año vamos a llegar a los 7.20 lempiras (por kilovatio) de tarifa para el sector residencial”, advierte el experto en energía, Mario Zelaya.

Bajo este escenario, el aumento acumulado superaría el 40%, equivalente a más 2.20 lempiras, en la tarifa del sector residencial para el rango de consumo de 51 kilovatios en adelante, según Zelaya.

El analista subraya que esta tarifa, al igual que resto, ya subió a partir de este mes, de 4.79 a 6.03 lempiras (25.9%), solo que el Gobierno anunció que el ajuste será subsidiado de nuevo, como los dos anteriores.

“A medida que el mundo se recupera de la era covid-19, los precios de los combustible irán subiendo. Creo que después de marzo se van a estabilizar y no volverán a subir, sino hasta finales del año”, proyectó Salomón Ordóñez, expresidente de Asociación Hondureña de Productores de Energía Eléctrica (Ahpee).

Sin embargo, al vencer los subsidios, los abonados de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) tendrán que pagar las tarifas reales con las alzas acumuladas, a menos que el nuevo Gobierno, los siga subsidiando con los impuestos.

Al respecto, Ordóñez dice que la pregunta clave es ¿cuánto tiempo vamos a seguir subsidiando?, ya que “cada subsidio que da el Gobierno a cualquier sector significa menos fondos para un nuevo hospital, nueva escuela, o una nueva carretera.No hay varita mágica, pues todo sale de la bolsa de los mismos hondureños que pagamos impuesto al SAR”.

Miguel Aguilar, presidente del Sindicato de la Enee, considera que el Gobierno entrante tiene que focalizar los subsidios para beneficiar solo a los abonados que en realidad no pueden pagar.

Por otra parte, urge ejecutar el plan de rescate y aplicar la Ley General de la Industria Eléctrica, señala.