Tegucigalpa. Las reservas internacionales netas del Banco Central de Honduras (BCH) registraron en el primer cuatrimestre de 2014, enero-abril, una acumulación de $104.5 millones.

Eso permitió que el saldo aumentara de $3,055.9 a $3,161.3 millones de diciembre de 2013 hasta abril de 2014. Lo anterior equivale a una cobertura de 3.1 meses de importaciones de bienes y servicios.

El movimiento de las RIN en el transcurso del año resulta de la compra neta de divisas de $250.3 millones y donaciones de $3.8 millones, junto a la reducción en las obligaciones con el FMI por $1.5 millones; compensados por otros egresos netos de $137.4 millones y servicio neto de deuda externa por $34.8 millones.

Para 2013, el Banco Central estimó que el saldo de las reservas internacionales netas sería de $2,636.8 millones. Sin embargo, el Gobierno de Honduras colocó $1,000 millones de dólares en bonos soberanos, lo que tuvo un impacto positivo porque compensó la caída que observaron productos como el café por efectos de la roya.