24/06/2022
01:18 PM

Más noticias

Maquila, remesas y agro, los motores de la economía hondureña en el año 2014: BCH

La reactivación del sector mipyme es una de las claves para fortalecer el sector productivo hondureño

San Pedro Sula. Los sectores de la maquila, las remesas y el agro continuarán en 2014 como los principales motores de la economía hondureña. Lo único que cambiaría, a juzgar por los números, serían los puestos en el medallero productivo nacional que se definirán al cierre del año.

Según las cifras del Banco Central de Honduras (BCH), al cierre de 2013 Honduras captó $3,225.0 millones por concepto de remesas familiares, lo que significó un crecimiento de 9.0% en relación con lo registrado en el mismo período de 2012.

El comportamiento de las remesas obedeció a un menor nivel de desempleo en los estados de mayor afluencia de hondureños residentes en los Estados Unidos, a excepción de Louisiana, que alzó su tasa de desempleo solo en 0.1%.

La producción agrícola permitió una generación de $3,590.8 millones por exportaciones. De ese monto, $1,348.9 millones corresponden a productos tradicionales y $2,241.9 millones a los no tradicionales.

En el caso de los tradicionales, el café se mantuvo como el primer producto de exportación agrícola del país,; aunque sufrió una reducción de un 45% de los ingresos -que en su totalidad sumaron $800 millones, aproximadamente-.

Por el lado de los no tradicionales se destacan el aceite de palma africana, el camarón, entre otros.

En tanto, el sector maquila cerró el año 2013 contabilizando en sus filas unos 122 mil puestos de trabajo y más de $3,300 millones por exportaciones, según las cifras de la Asociación Hondureña de Maquiladores (AHM).

El último valor representó un crecimiento de 4.5% para este sector.

El panorama

La economía hondureña en el año 2014 dependerá también del comportamiento de los sectores mencionados y, además, un agregado: la reactivación del sector de la micro, pequeña y mediana empresa (mipyme).

Marlon Tábora, presidente del Banco Central de Honduras (BCH), proyecta entre 3 y 3.5% de crecimiento económico, un poco más de lo previsto por el Banco Mundial (BM) a principios de este año, que fue de 2.9%. No obstante, se está a la espera de las últimas cifras que entregue la Secretaría de Finanzas sobre el comportamiento de la cuenta financiera.

“Este es un crecimiento superior al experimentado el año pasado y un poco por debajo de lo que pudiera ser el promedio a nivel centroamericano; pero esperamos que con todas las acciones que se están emprendiendo, especialmente con todos los programas de reactivación del sector agrícola y el sector de la mipyme, el crecimiento económico pueda ser un poco mayor”, explica.

El funcionario mencionó también que para este año hay mejores expectativas porque se ha ido recuperando la confianza de los inversionistas extranjeros en el mercado de capitales, lo que ha permitido mejorar el rendimiento de los bonos del Estado.

“En este momento, la economía gira siempre en torno a la producción agrícola, especialmente. El café sigue siendo, a pesar de la disminución de la generación de divisas, el producto más importante de exportación, igual que la palma africana y otros productos no tradicionales que contribuyen de manera importante.

También, la generación de empleo pasa por la reactivación de la maquila, y en temas de generación de divisas no podemos dejar de lado el impacto que siguen teniendo las remesas familiares”, expone.

Ahorro interno

Diferentes sectores han abogado por una política expansiva de crecimiento que genere buenos momentos para atraer inversiones y así impulsar la generación de empleo y, por ende, el crecimiento económico.

Gabriela Núñez, expresidenta del Banco Central de Honduras (BCH) y presidenta de la Comisión de Finanzas y Cooperación Externa del Congreso Nacional (CN), indica que se requiere una política activa de generación de ahorro interno.

Dentro de ese contexto cobra importancia el fortalecimiento de los sistemas de pensión como un recurso para generar el financiamiento interno de los sectores productivos.