27/05/2024
06:39 PM

Liquidez de la banca hondureña refleja capacidad de respuesta

  • 27 diciembre 2015 /

San Pedro Sula, Honduras

Los recientes acontecimientos en el sistema financiero nacional evidenciaron que la banca hondureña tiene la capacidad suficiente para atender eventualidades y responder prontamente a los usuarios.

La liquidez bancaria entre las 16 instituciones supervisadas por la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CBNS) suma al 17 de diciembre L57,268.7 millones, siendo L43,497.6 millones en moneda nacional y L13,771.1 millones en moneda extranjera.

A diciembre de 2014, los recursos en moneda nacional eran de L32,231.1 millones y L66,229.0 millones en moneda extranjera.

“Se mantienen los niveles de inflación en la banca hondureña. Con los hechos recientes, como la liquidación forzada de Banco Continental, nos dimos cuenta que la banca hondureña está apta para atender las emergencias y seguir manteniendo el nivel de liquidez”, consideró Guillermo Altamirano, analista económico.

Explica que la relativa disminución en la liquidez del sistema financiero se debe a que en la segunda mitad del año se hace la mayor parte de las importaciones y transacciones; mientras que en los primeros seis meses es cuando divisas frescas como las exportaciones incrementan.

“La liquidez disponible para créditos debe servir para demandas legítimas porque no podemos correr el riesgo de dar préstamo a cualquier persona que llega a solicitarlo sin analizar diferentes factores. Además que la economía del país no anda tan bien”, dijo el banquero Jorge Bueso Arias.

Razones por las que hay liquidez en la banca Los analistas creen que se debe a la confianza que tienen los depositantes en el sistema financiero nacional, así como a los bancos de segundo piso y organismos que proveen financiamiento.

Reservas.

El saldo de los activos de reservas netas internacionales (RIN) del 17 de diciembre de 2015 fue de $3,590.0 millones; mientras que al cierre de 2014 fue de $3,516.5 millones, eso refleja un incremento de $73.5 millones.

La cobertura de las RIN, según la metodología de la Secretaría Ejecutiva del Consejo Monetario Centroamericano (SECMCA), es de 4.5 meses de importación de bienes y servicios; conforme al concepto utilizado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) cubre 4.3 meses.

Según el flujo de divisas del BCH, el ingreso de divisas proviene de las remesas familiares ($3,569.5 millones), exportaciones de bienes ($2,014.1 millones) y de servicios ($1,482.2 millones), procesamiento y maquilado ($1,146.3 millones) y movimientos de capital y financieros ($648.5 millones).