03/12/2022
05:50 PM

Más noticias

Kia no logra salir de la sombra de Hyundai

Socias y a la vez rivales, las dos automotrices de Corea del Sur compiten en todos los segmentos del mercado.

Seúl, Corea del Sur.

La automotriz sur­coreana Kia Motors Corp. se ha convertido en una exitosa marca mundial 16 años después de ser rescatada de la bancarrota por su rival Hyundai Motor Co. Ahora, el desafío es superarla.

El jueves, Kia presentó una versión remodelada de su todote­rreno mediano insignia, el Soren­to, con el cual espera reanimar las débiles ventas en el mercado co­reano. No obstante, los analistas señalan que el nuevo auto podría tener problemas para competir con el Santa Fe , el todoterreno más popular de Hyundai en Corea del Sur y otros países.

“Para Kia, Hyundai es el mayor competidor y el mayor desafío a superar”, afirma Kim Pil-soo, pro­fesor de ingeniería automotriz del Daelim University College.

Kia, la automotriz más antigua de Corea del Sur, fue víctima de la crisis financiera asiática de fines de los años 90 y cayó en bancarro­ta debido a una agobiante carga de deuda. En 1998 fue comprada por Hyundai, que se convirtió en la quinta empresa del sector a ni­vel mundial tras la adquisición. En la actualidad, Hyundai posee 34% de Kia.

Los dos fabricantes compar­ten diseños básicos y compiten directamente en casi todos los segmentos, desde autos compac­tos a sedanes y todoterrenos.

Muchos de los modelos más populares de Hyundai, como el Elantra, el Sonata, el Azera y el Genesis, comparten motores y chasis básicos con el Cerato, el Optima, el Cadenza y el K900 de Kia, y apuntan a los mismos clien­tes. De todos modos, Hyundai en general presenta antes sus nue­vos modelos.

“Desde que tomó el control de Kia, Hyundai ha actuado como si fuera un conquistador o un her­mano mayor en vez de un socio igualitario”, dice Kim.

La relación queda de manifies­to en las ganancias. El año pasa­do, el margen operativo de Kia fue de 6,7% sobre ventas de 47,6 billo­nes de wones (US$46.780 millo­nes), comparado con un margen de 9,5% de Hyundai sobre 87,31 bi­llones de wones en ingresos.

En su intento por diferenciar­se de Hyundai y minimizar la ca­nibalización, Kia se ha esforzado en desarrollar su propio diseño desde 2005. La iniciativa ha sido encabezada por Peter Schreyer, un alemán que se incorporó a la empresa en 2006 como director de diseño después de trabajar en Audi y Volkswagen AG.

Schreyer ha sido el responsa­ble de crear un nuevo estilo ca­racterístico de Kia, que incluye la llamada “nariz de tigre”, la dis­tintiva parrilla de la marca. Kia no era muy prominente antes de que fuera comprada por Hyundai y recibió un gran impulso de la renovación del diseño.

En reconocimiento a su traba­jo, Schreyer fue ascendido a prin­cipios de 2013 por Hyundai Motor Group a jefe de diseño tanto en Hyundai como en Kia, lo que di­luyó su impacto en la automotriz más pequeña.

En una encuesta de la firma de investigación Samjong KPMG LLC, los principales fabricantes del sector indicaron que el grupo Hyundai-Kia tiene el mayor po­tencial de lograr un fuerte creci­miento en el segmento de autos de lujo.

La cuota de mercado de Kia en Corea del Sur se ha expandi­do gradualmente en los últimos años pero aún está rezagada fren­te a Hyundai en más de 10 puntos porcentuales. Combinadas, las dos empresas tienen más de dos tercios del mercado de ese país.
Hong Jin-ho, analista de IBK Investment & Securities, seña­la que las débiles ventas de Kia se deben al poder de marca más fuerte de Hyundai, que obliga a su socia y rival a atrasar sus lanza­mientos de nuevos modelos para evitar competir con los suyos.

“Los consumidores no espe­ran seis meses para comprar un auto nuevo cuando hay un auto aceptable que ya está disponi­ble”, dice.

La actualización del Sorento, el primer cambio de diseño en cinco años, le da un aspecto más largo y bajo y más espacio interior. Utili­za acero de alta resistencia para 53% del chasis, frente a 24% en el modelo previo, según la empresa. El uso de este material, un gan­cho comercial para Hyundai y Kia, hace que el todoterreno sea más fuerte y liviano que el fabricado con acero convencional y ofrece una mejor economía de combus­tible. Hyundai utilizó este acero para 52% del chasis de su sedán de lujo insignia, el Genesis, que presentó en noviembre.

Kia pretende vender en Corea del Sur 5.000 unidades de Soren­to por mes este año y el próximo. El año pasado vendió unas 2.400 unidades al mes del modelo pre­vio. Sus ventas mensuales han caído a un promedio de 1.700 vehículos este año conforme los consumidores esperan a que sal­gan nuevos diseños. En contraste, Hyundai vendió en 2013 un pro­medio de 6.600 unidades men­suales de su Santa Fe, y la cifra ha aumentado a 7.200 en lo que va de este año, gracias al lanza­miento en febrero del rediseñado modelo 2014.

En los primeros siete meses del año, los envíos totales de au­tos Hyundai a nivel mundial fue­ron de 2,87 millones de unidades, frente a 1,81 millones de Kia, si bien esta última creció más rápi­do en el exterior.
“Sé que debemos competir en­tre nosotros. Así es el negocio”, dice Lee Sam-ung, presidente de Kia Motors.

En tanto, Hyundai afirmó en un comunicado que “aunque Hyun­dai y Kia comparten las mismas instalaciones de investigación y desarrollo y recursos, los valores que nuestros consumidores espe­ran de cada vehículo de Hyundai y Kia son diferentes, basado en las características particulares y el posicionamiento en el mercado de cada producto”.
El nuevo Sorento hará su de­but internacional en octubre du­rante el Salón del Automóvil de París. Desde su lanzamiento en 2002, Kia ha vendido 2,1 millo­nes de unidades del modelo en todo el mundo.

Tanto Kia como Hyundai en­frentan una creciente compe­tencia de marcas extranjeras en la misma Corea del Sur. Su cuota de mercado combinada cayó hace poco a 69,5%, su nivel más bajo en cinco años, a medida que los ve­hículos extranjeros, en particular los todoterrenos, han incursiona­do con fuerza.

En las últimas semanas, au­tomotrices como las alemanas BMW AG y Mercedes-Benz, de Daimler AG, lanzaron nuevos todoterrenos en Corea del Sur y al menos cinco modelos más de otros fabricantes extranjeros debutarían también este año. Las ventas de todoterrenos importa­dos crecieron 31,5% a aproxima­damente 20.000 vehículos en el primer semestre frente al mismo lapso del año pasado, según datos de la industria.