04/10/2022
01:35 PM

Más noticias

Eterno problema de la fórmula petrolera evita beneficios de la caída

San Pedro Sula, Honduras.

Los analistas extranjeros no descartan que el barril de petróleo en la bolsa neoyorquina cierre esta semana debajo de los $40, precio similar al que se registraba en la década de los 80.

Commerzbank, el segundo banco más grande de Alemania, refiere que las ocho semanas consecutivas hacia la baja significan la más larga serie semanal de pérdidas en 29 años para el crudo.

Apenas en junio del año pasado, el West Texas Intermediate (WTI) costaba $98.18 el barril y por consecuencia, los países no productores sufrían por el precio de los derivados.

En Honduras

Sigfrido Sandoval, integrante de la Comisión de Energía del Colegio de Ingenieros Mecánicos, Electricistas y Químicos de Honduras (Cimeqh), dice que en el país no se trasladan los beneficios de la caída del petróleo en el mercado internacional por una variante en la fórmula precio-paridad de importación, que es una figura utilizada por la Comisión Administradora del Petróleo (CAP) de la Secretaría de Desarrollo Económico (SDE).

El experto sostiene que en el caso de la gasolina superior de 95 octanos, el precio de importación -uno de los componentes principales de la fórmula- no se vincula de forma directa al valor que corresponde en el mercado internacional, que es el de la gasolina de 89 octanos Costa del Golfo.

“Ese es el tema por el que el Cimeqh ha estado peleando con la CAP. Queremos que nos informe cuál es la fórmula que están utilizando porque esta nos obliga a pagar sobreprecio”, dice Sandoval.

Sostiene que en el caso de la gasolina regular, la comprensión es aún más complicada.

“La gasolina regular de 88 octanos equivale a una gasolina de 82 octanos Costa del Golfo. He escrito infinidad de veces sobre eso, pero la gente no quiere entender.

Hemos hablado con Alden Rivera (ministro de la SDE) y los importadores, pero tampoco quieren entender”.

A mayo de 2015, el costo de las importaciones bajó 36.1% interanual, lo que muestra un ahorro de $471.6 millones.

Foto: La Prensa