26/09/2022
09:38 PM

Más noticias

Emilio Silvestri: 'Pensar en grande significa invertir $15 millones en el sector turismo de Honduras”

Silvestri, quien también es empresario del rubro, habla de la urgencia de duplicar el presupuesto actual para promocionar el país en función de metas sustentables de desarrollo.

San Pedro Sula, Honduras.

La generación de unos 70 mil empleos en Honduras por parte del sector turismo será un hecho sin precedentes en los próximos tres años si se ejecutan proyectos públicos y privados que han sido valorados hasta en $300 millones, revela en una entrevista con LA PRENSA, Emilio Silvestri, director del Instituto Hondureño de Turismo (IHT).

Silvestri, quien también es empresario del rubro, habla de la urgencia de duplicar el presupuesto actual para promocionar el país en función de metas sustentables de desarrollo.

-En su opinión ¿cuáles son los proyectos más importantes que desarrolla el sector público en materia de turismo actualmente?

Está la construcción del aeropuerto de Río Amarillo en Copán que tiene gran importancia porque llega a complementar la conectividad entre Islas de la Bahía y Copán Ruinas, que son dos atractivos importantes de Honduras en el mercado mundial. El aeropuerto nos ayudará a atraer turistas de Guatemala y El Salvador.

También trabajamos en impulsar Trujillo y para eso tenemos una alianza con la Municipalidad para tener listo el puerto en octubre que llegan los cruceros. Trujillo es un lugar majestuoso, pero hace falta crear en la gente una cultura turística.

Otra de las obras es la construcción del muelle en la Isla del Tigre, con el fin de atender cruceros en el futuro. Esto tendrá un valor de L9 millones.

-¿Cuándo estará listo el aeropuerto de Río Amarillo?

Calculamos que para diciembre tendremos lista la pista de aterrizaje, pero todo el proyecto estará terminado en 2015. La inversión asciende a L40 millones.

-¿En qué radica la inversión privada más importante de este año?

Este año tendremos la construcción de varios hoteles en el país.

Solo en Tegucigalpa se están edificando cuatro en este momento, y en San Pedro Sula pronto iniciará la construcción del Centro de Convenciones más grande de Honduras.

Entre los proyectos privados figura la construcción del muelle de Omoa, y ya el presidente Juan Orlando Hernández se reunió con los inversionistas interesados en desarrollar esa área. Esperamos que pronto inicien los trabajos.

-¿Cuál será la inversión total en el sector turismo entonces?

En los próximos tres años proyectamos que se invertirán de $250 millones a $300 millones entre los proyectos públicos y privados de este sector.

-¿Hay capacidad para elevar las divisas este año?

Sí. El año pasado el turismo dejó alrededor de $687 millones y la meta para este año es subir un 10%, lo que significa sobrepasar los $700 millones como ingreso directo. En este momento, el turismo produce más divisas que el banano y la palma africana juntos.

-¿Cuántos empleos genera el sector turismo a nivel nacional?

Producimos más empleos que la maquila. Actualmente, generamos más de 170 mil puestos de trabajo directos y medio millón indirectos. Lo interesante de esto es que el 80% de los prestadores de servicio turístico nacionales son micros, pequeñas y medianas empresas (mipymes). La buena noticia es que para los próximos tres años, con las nuevas inversiones, estimamos generar 70 mil empleos.

-¿Hace falta apoyo presupuestario?

Totalmente. El Estado invierte cada año $2.4 millones en promoción, esta cifra es la más baja de todo Centroamérica.

-¿Cuál sería el presupuesto ideal para el IHT?

Conociendo la situación del país lo menos que se podría invertir en promoción son $5 millones. Eso si queremos alcanzar metas sustentables de desarrollo. Pensando en algo más grande lo ideal sería invertir $15 millones.

-¿Es difícil promover la imagen de Honduras con las cifras de delincuencia que registramos?

El problema de imagen nos ha afectado mucho y la única forma de contrarrestar esta situación es con fuertes campañas de publicidad. Sin promoción no llegará la gente, los únicos turistas que vienen sin promoción son los de las iglesias.

A los gobiernos anteriores les faltó una percepción correcta de qué es turismo. Hasta ahora el Gobierno ha cambiado su actitud hacia el turismo y le está apostando mucho, incluso se contrató a una de las mejores empresas del mundo para que nos ayudara a levantar la imagen del país.

-¿Han disminuido las visitas de turistas por una imagen violenta?

No. En un año recibimos más de 800 mil cruceristas, aún con los problemas de violencia. Hay que aclarar que en las zonas turísticas del país no hay incidentes delictivos. En 10 años en Roatán solo se dio un caso. Además, estamos muy motivados porque la semana pasada aterrizó el primer vuelo procedente de Canadá en el período de verano allá y eso nos indica que estamos haciendo las cosas bien.

-¿Hay alguna nueva preferencia de parte del turista extranjero?

La tendencia sigue siendo la zona costera, la que llamamos Caribe esmeralda, que comprende desde Tela, La Ceiba e Islas de la Bahía. Estas son muy visitadas. Primero, porque tienen un elemento romántico y segundo porque hablan inglés, sobre todo en Islas de la Bahía, lo que permite una atención mucho más directa con el visitante.

-¿Y los promedios de gasto?

Los cruceristas que solo llegan por un día gastan un promedio de $70. Los sectores fuertes como los italianos, canadienses y norteamericanos se quedan en promedio siete noches en el país y gastan alrededor de $1,500 a la semana y entran unas 200 mil personas al año.

-¿En qué lugar se posiciona Honduras a nivel centroamericano?

Estamos en el cuarto lugar, solo arriba de Nicaragua. Así como ellos están trabajando nos van a sobrepasar pronto, porque están invirtiendo $7 millones en promoción.

Aquí se puede hacer mucho más, pero hace falta presupuesto. Si los otros países tuvieran la mitad de la belleza natural que nosotros tenemos llorarían de la emoción.