02/03/2024
08:49 AM

Precio del dólar llega a 25 lempiras; economistas prevén inestabilidad hasta el cierre de 2020

La economía hondureña resiente hoy más que nunca la crisis mundial que se atraviesa por el coronavirus.

San Pedro Sula, Cortés.

Desde el 7 de mayo, el precio de venta del dólar llegó a los 25 lempiras en el sistema financiero, mientras que el precio de compra supera los 24 lempiras, esto derivado de la crisis que se vive producto de la pandemia del coronavirus.

Las caídas avanzan ante la salida de capitales a destinos más seguros por la incertidumbre financiera que genera la pandemia del coronavirus. Como el dólar es el principal refugio de la economía en el mundo, las monedas en la región han perdido valor en la medida que empeoran las perspectivas económicas.

Economistas hondureños coinciden que para este 2020 el precio de venta puede llegar a terminar entre 25.75 a 26 lempiras, y la depreciación es más o menos la diferencia entre la inflación de Estados Unidos y la de Honduras.

A criterio del economista Claudio Salgado, la teoría indica que cuando hay devaluación, las exportaciones deben aumentar y las importaciones disminuir, sin embargo, en la práctica es todo lo contrario, luego de una paridad fija de más de 70 años en Honduras, lo que ha existido es una devaluación constante y real, provocando que la brecha entre las importaciones y exportaciones sea amplia.

Foto: La Prensa

Economista Claudio Salgado
'Todos los países vecinos están en devaluación, esto no permite un aceleramiento y afecta sobre todo el precio de los combustibles. Por otro lado, la moneda de los países con quienes Honduras tiene comercio fuerte también se ha devaluado, y hay que decir que Honduras solo exporta productos agrícolas, estos no provocan mayor incidencia a nivel internacional, lo que tampoco permite competir con países de alta tecnología, por ejemplo', indicó el economista a LA PRENSA.

El doctor Salgado considera que debido a la crisis que vive el país, las remesas familiares van a disminuir en más de 20%, ya que muchos de los hondureños afectados se encuentran en Estados Unidos y España, todos ellos están sufriendo severamente de desempleo.

'Históricamente, si no fuera por las remesas familiares, Honduras estaría muy mal en su balanza de pagos, pues esto tiene que ver con los tratados de libre comercio, donde los productores nacionales se ponen a competir con los transnacionales', agregó.

Lea también: Reabrirán la economía por etapas y con medidas en Honduras

En tanto, el economista Carlos Urbizo expresó que a corto plazo se puede dar cualquier cantidad y tipos de cambio en la moneda, y debido a la incertidumbre mundial por el coronavirus, es probable que los agentes económicos decidan irse a una moneda fuerte que una débil y doméstica, esa demanda adicional e inesperada podría causar una depreciación más rápida dentro de lo que ha establecido el Banco Central de Honduras.

Foto: La Prensa

Economista Carlos Urbizo
'Si bien es cierto, puede haber alguna disminución en la oferta de dólares por menores exportaciones y remesas, también es cierto que la demanda se va a reducir, entonces, el precio del dólar depende de la oferta y la demanda, además de las inflexiones relativas, pero si hay golpes internos o externos, puede presentarse una demanda extraordinaria que incremente el precio del dólar temporalmente', aseguró.

Urbizo es consciente que en estos momentos hay una incertidumbre global, por lo que no se tienen exactamente las herramientas para modelar distintos escenarios, y siendo ese el caso, la depreciación del lempira no debería ser más de un 4% o 5%, pero la situación que vivimos actualmente genera movimientos que pueden cambiar radicalmente el panorama.

'Por ahora creo que habrá estabilidad relativa debido a que este golpe está afectando tanto la demanda como la oferta de bienes y servicios. Podríamos llegar a una nueva estabilidad completa, pero con un decremento en la producción y consumo, además, mientras la inflación se mantenga alrededor de un 4% o 5% y no haya un nuevo golpe a la economía, yo esperaría que la depreciación del lempira se mantenga en los niveles proyectados por el Banco Central', exteriorizó.

Con relación a las remesas familiares, dijo que el impacto mayor lo mira a nivel micro, es decir, en cada una de las personas que recibe esa remesa y con la cual vive o suplementa el ingreso personal, mientras que a nivel macro, la reservas internacionales son de aproximadamente 6,000 millones de dólares, siendo esto un nivel bastante amplio para atender la demanda de dólares.

El coronavirus agudiza la crisis

Foto: La Prensa

Exministro de Finanzas Hugo Noé Pino
Honduras camina a una recesión si no consigue frenar la pandemia del coronavirus, según declaraciones de Hugo Noé Pino, exministro de Finanzas. 'Honduras en los primeros seis meses va a entrar en una recesión económica, pero hay que preguntarse si se va poder recuperar alguna actividad económica en el segundo semestre o va a continuar', añadió.

El primer efecto de la emergencia ha sido la paralización de la actividad productiva del país debido a las medidas anunciadas por el Gobierno en un intento de reducir la movilidad y con ella la propagación del virus, según explicó.

Pino, quien fue presidente del Banco Central de Honduras de 1994 a 1997, considera que el crecimiento del país dependerá de la intensidad y la magnitud de los efectos en EE.UU. Reconoció que ese es un asunto que preocupa porque Estados Unidos es el principal socio comercial de Honduras y podría tener un claro impacto en el envío de remesas al país, donde representan alrededor del 20% del producto interno bruto (PIB).