26/11/2022
10:47 PM

Más noticias

Invertirán $160 millones en el sector avícola

Cargill se sumó al PCA del Gobierno de Estados Unidos y estará invirtiendo $160 millones en 5 años para incrementar su producción en el Triángulo Norte de CA.

San Pedro Sula

Mientras la población sigue creciendo, las necesidades alimentarias aumentas en Honduras.

En los últimos cinco años la población nacional creció en más de 640,000 personas, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

La necesidad de garantizar la seguridad alimentaria para miles de hondureños también genera oportunidades de crecimiento e inversión en el sector industrial.

Xavier Vargas, presidente de Cargill Centroamérica y Colombia, expresó a Dinero y Negocios que el consumo de pollo en Honduras crece año con año un 3% por lo que como empresa necesitan aumentar la capacidad productiva de las planas para continuar supliendo al consumidor hondureño.

El reflejo de ese crecimiento en el consumo de pollo se puede observar en el Índice Mensual de Actividad Económica (Imae) del Banco Central de Honduras, donde este rubro fue el que más tuvo crecimiento entre los sectores de agricultura, ganadería, silvicultura y pesca, pues tuvo un incremento de 0.6% en 2021, después de haber caído 5.8% en 2020.

Cargill en Honduras hace más de 50 años

Trayectoria. La empresa sigue apostando por la inversión en la región gracias al potencial de la alimentación y la agricultura para impactar en las comunidades locales y mejorar la calidad de vida.

El BCH destacó que se tuvo una evolución positiva en noviembre y diciembre de 2021, luego de mostrar caídas acumuladas desde agosto de 2019.

“En particular, por el comportamiento de 12.4% en la actividad avícola, impulsado por la cría de aves y producción de huevos, en respuesta a la mayor demanda de parte de los hogares y la industria alimenticia”, resaltó el Imae al cierre de 2021.

Honduras de 2015 a 2020 comercializó aproximadamente 350 millones de libras de carne de pollo y 1,400 millones de huevos anualmente. Sin embargo, por los efectos del covid-19 las cifras cayeron considerablemente.

En 2020 se produjo una disminución del 15%, que significaron 52.5 millones de libras de carne de pollo y 210 millones de huevos.

Cargill, que desde hace 53 años opera en Honduras, es una de las empresas encargadas en la producción de carne de pollo a nivel latinoamericano, misma que para reactivar esta producción de carne anunció que acudió al llamado de la Alianza para Centroamérica (PCA, por sus siglas en inglés) de Kamala Harris, vicepresidenta de Estados Unidos, para aumentar su inversión en el Triángulo Norte de Centroamérica (Guatemala, Honduras y El Salvador).

El presidente de Cargill en la región dio a conocer que invertirán 160 millones de dólares en los próximos cinco años, “tenemos una responsabilidad no solo de crecer sino de ayudar a la población centroamericana y creemos en mejorar el estándar de la vida de la gente”, expresó.

Vargas señaló que la agricultura de la región es resiliente y es el futuro de nuestros países, “queremos pasar de ser la granja al supermercado en donde queremos tomar la materia prima que podemos producir para transformarla y llevarla procesada a otros destinos. La agricultura la queremos seguir desarrollando todos, necesitamos muchos recursos, tecnología e inversión para continuar”, dijo.

Vargas explicó que la cadena de la producción de pollos y huevos abarca muchos sectores, desde sembrar un grano de maíz o sorgo, después se transforma en alimento balanceado para animales, este se lleva a la granja y se engorda a los pollos y luego se procesan y se llevan en los camiones para distribuirlos.

El empresario indicó que 150 millones de dólares serán para aumentar la capacidad de las granjas, plantas de alimento balanceado para aumentar la capacidad y continuar supliendo al consumidor hondureño. Y diez millones para programas sociales.Vargas aseguró que la industria avícola es una de las mayores generadoras de empleo en el país.

Empleados de Cargill trabajan en una de sus granjas de producción ubicadas en el valle de Sula, donde se producen miles de libras de carne a la semana.