Transformación del mercado laboral se acelera

Hay mayor automatización y más plataformas digitales que requieren nuevas habilidades

En el mercado laboral demandan nuevas políticas e iniciativas para hacerle frente a la crisis actual y asegurar el futuro.
En el mercado laboral demandan nuevas políticas e iniciativas para hacerle frente a la crisis actual y asegurar el futuro.

Tegucigalpa, Honduras

Las empresas, trabajadores, academia y población en general deben repensar la manera en que operan y los cambios se deben aplicar para asegurar el futuro y la recuperación de la actual crisis. De acuerdo con el nuevo informe del Banco Mundial (BM) “Efecto viral: covid-19 y la transformación acelerada del empleo en América Latina y el Caribe”, es probable que se profundicen las transformaciones laborales que comenzaron a observarse en las últimas décadas.

Debido a que países como Honduras se encuentran en medio de la “cuarta revolución industrial”, que involucra la innovación tecnológica y que requiere mejorar la productividad del sector de los servicios, se vuelve más crucial invertir en capital humano, reconfigurar la normativa laboral y las políticas de protección social, de acuerdo con el Banco Mundial.

350,000
Personas estarán al cierre de este año sin empleo en Honduras, según cifras oficiales.

El informe evidencia que el mercado laboral ya está cambiando y se está registrando una mayor automatización, generación de plataformas digitales; se requieren nuevas habilidades para una nueva naturaleza del trabajo.

Destaca que la digitalización acelera la transformación tecnológica, algo que podría poner en peligro puestos de trabajo en toda la región.

“Los gobiernos deben encontrar la manera de apoyar la creación de nuevos puestos de trabajo, capacitar a los trabajadores para que estén preparados para esos empleos y acompañar a los ciudadanos a lo largo de esta transformación disruptiva”, manifestó Carlos Felipe Jaramillo, vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe.

laboral.3(800x600)
Es fundamental que los nuevos profesionales tengan habilidades tecnológicas para que se integren en el mundo laboral con mayor éxito. La academia tiene ese reto.

La digitalización

Los trabajadores de baja remuneración y aquellos en actividades de alto contacto —típicas del sector informal— corren el mayor riesgo de ser reemplazados por máquinas.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) estima que para 2050 alrededor de la mitad de los trabajos actuales serán reemplazados por máquinas.

Al respecto, el BM indica que el miedo a un posible “desempleo tecnológico” masivo es en gran medida infundado, ya que muchos puestos de trabajo corren peligro pero se crearán nuevos.

305
Millones de empleos se perderán en el mundo al cierre de 2020, acelerado por la crisis.

“Las innovaciones tecnológicas han generado grandes ganancias de productividad que mejoraron las condiciones de vida y crearon más puestos de trabajo que los que destruyeron”, indican en el estudio.

En ese sentido, instan a medir el riesgo y a fortalecer los sistemas educativos.

La crisis actual derivada por la pandemia del covid-19 generó una aceleración digital en el tema de comercio que se podría haber tardado en tres o cinco años, según el eCommerce Institute (Instituto de Comercio Electrónico de América Latina).

Debemos repensar el futuro y no solo intentar volver al lugar donde estábamos previo a esta pandemia

Carlos F. Jaramillo/Banco Mundial

Se observó que durante el confinamiento hubo una hiperaceleración del comercio y se continúa manteniendo en vista de que la crisis sigue.

Por otra parte, los sistemas educativos privados y públicos también se volcaron hacia las plataformas digitales.

Se adoptó el teletrabajo como una forma normal para los oficinistas públicos y privados, eso cambió la mentalidad en las empresas sobre los horarios rigurosos y la productividad.

Cambios

El sector privado hondureño ha realizado varios análisis respecto a los cambios laborables que vienen por la revolución tecnológica, indica Rafael Medina, director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industria de Tegucigalpa (CCIT).

Uno de los cambios será la flexibilidad en el trabajo, bajo un empleo híbrido en el hecho de ir o no a la oficina. El teletrabajo llegó para quedarse, afirma Medina.

El 50%
De empleo serán reemplazados por la automatización de la mano de obra.

Asimismo, la recomendación principal para los trabajadores es que adquieran nuevas habilidades y reinventarse.

“Eso va de la mano con el tema de formación, capacitación y transformación que debemos de darle a todos los trabajadores, no solo en el tema tecnológico, sino también en habilidad blandas”, enfatizó Medina.

Los líderes empresariales también tendrán que afrontar esta nueva realidad.
Reconoció que la academia se está reinventando con la educación virtual. En general, considera que para evitar un desfase habrá que enfrentar el cambio.

La Prensa