30/06/2022
10:19 AM

Más noticias

Crearán escuela mundial de café de excelencia en Honduras

Perfect Daily Grind, una publicación especializada, y el experto Carlos Pineda se aliarán para capacitar a los jóvenes en habilidades sensoriales del aromático.

SAN PEDRO SULA. El análisis sensorial del café, que tiene en cuenta parámetros como fragancia, cuerpo y otras cualidades del aromático es clave en toda la cadena de suministro, pero también difícil de conseguir en muchas de las zonas rurales y remotas donde se cultiva el café.

En busca de ofrecer formación accesible sobre cafés de especialidad a estudiantes de comunidades productoras, el Instituto Hondureño del Café (Ihcafé) y su entonces investigador de campo Carlos Pineda fundaron en 2004 la Escuela de Catadores.

Durante sus 15 años en la institución, Pineda buscó formas de aumentar el rendimiento de los cultivos, mejorar los métodos de procesamiento y, en general, de centrarse en la calidad de la taza.

Tras realizar un curso de educación sensorial de cuatro meses en Francia, se dio cuenta de que podía marcar una gran diferencia en el café hondureño simplemente enseñando habilidades sensoriales esenciales.

El curso de dos años que ofrece la Escuela de Catadores contiene 16 módulos que abarcan una gran variedad de temas relacionados con la industria del café. Algunas clases se imparten de forma presencial y otras pueden hacerse de manera virtual.

Pese a que la escuela está abierta a todos los miembros de la cadena de suministro de café de Honduras, la enseñanza se enfoca en los hijos de pequeños productores. Los requisitos de inscripción son sencillos: alumnos de al menos 15 años capaces de realizar operaciones matemáticas básicas y que sean apasionados por el café.

El curso está totalmente certificado por el Instituto de Formación Profesional de Honduras (Infop). Interesados pueden abocarse a la oficina regional del Ihcafé en su comunidad.

Por otra parte, este año, la publicación especializada en café Perfect Daily Grind (PDG) trabajará con Pineda para crear una escuela totalmente nueva e independiente: la Escuela Mundial de Café de Excelencia.

Al destinar un porcentaje de sus beneficios anuales a la escuela, PDG espera cambiar la vida de los jóvenes profesionales hondureños del sector del café.

A partir de 2022, PDG se compromete a aportar un mínimo anual de $11,500 (L281,000) para patrocinar a los estudiantes que se matriculen en la escuela, quienes serán elegidos por un comité.