Debido a las constantes variaciones al alza en los precios de los combustibles, muchos conductores están optando por adaptar el sistema de sus vehículos hacia carburantes más baratos, lo que ha hecho que en la ciudad industrial se incrementen las compras de gas licuado de petróleo, conocido como GLP.

Este año las gasolinas, regular y súper han tenido notables variaciones, más al alza que a la baja, y de acuerdo a importadores y distribuidores del país, la tendencia es que el comportamiento errático de los precios se mantenga el próximo año, principalmente por las decisiones que adopten los países productores.

Conocedores como el gerente de país de Unopetrol, Fernando Ceballos, pronostican que “todavía hay mucha inestabilidad por lo que pueda pasar con Europa y su crisis financiera, las presiones sobre Irán, que Libia vuelva a producir, hay muchos elementos que no permiten establecer que habrá cierta estabilidad”.

Por ello, no es de extrañar que se busquen alternativas de precios. Como una muestra, para la presente semana el precio del galón de gasolina superior es de 84.10 lempiras, mientras por el galón de GLP solo se pagarán 46.81 (ver detalle en gráfico).

Además, los conductores dicen que los beneficios del GLP son muchos. El automóvil funciona tanto en velocidad, encendido, fuerza, aire acondicionado, como si se usara gasolina regular o súper. Pero la gran ventaja es el rendimiento, porque con el galón de GLP un vehículo puede recorrer hasta 30 kilómetros, según algunas personas consultadas.

“Las alzas al LPG han sido mínimas, recuerdo que hace cuatro años el precio era de 42 lempiras y actualmente se cotiza a 46, mientras que la gasolina ha subido muchísimo”, dijo Omar Aguilera, conductor que utiliza este sistema en su vehículo.

Otra ventaja es que los carros que funcionan con gasolina pueden ser adaptados al GLP con una inversión extra. “Se les puede hacer una adaptación al motor instalando un tanque adicional, así el vehículo puede funcionar con gas y también con gasolina”, explicó Aguilera.

En San Pedro Sula solo una gasolinera, ubicada en la avenida Junior, distribuye este tipo de combustible.

Danilo Vargas, despachador del negocio, informó que el número de consumidores ha ido al alza en los últimos años. “La mayoría de clientes son taxistas, pero vemos que muchos otros consumidores muestran interés en este combustible”, dijo.

El despachador agregó que existe una tendencia a utilizar este combustible en otros países, al grado que algunas marcas de vehículos coreanos como Hyundai ya vienen con este sistema.

Actualmente atienden un promedio de 300 vehículos en San Pedro Sula. “Estamos esperanzados en montar otras dos estaciones, una de las cuales se ubicará en la 23 calle de esta ciudad; en ciudades como Tegucigalpa también se está buscando establecer este servicio”, aseguró.

El LPG es la mezcla de gases licuados presentes en el gas natural o disueltos en el petróleo. Los componentes, aunque a temperatura y presión ambientales son gases, son fáciles de licuar, de ahí su nombre.

Variaciones mixtas

A partir de hoy, en San Pedro Sula el precio de las gasolinas tendrán incrementos de 40 y 41 centavos de lempira, en tanto el diésel y el queroseno disminuyen.
En Tegucigalpa el nuevo precio de la gasolina súper es de 85.75 lempiras, mientras que la regular cuesta 80.27 lempiras, el queroseno 65.61 y el diésel 78.32.