Tribunal Superior de Cuentas halla anomalías en manejo de $20 millones

El informe detalla que al 31 de diciembre de 2018 la disponibilidad de los fondos del desembolso de Taiwán, condonado en 2011, fue de 267.9 millones de lempiras.

Edificio del Ihcafé en la capital de la república.
Edificio del Ihcafé en la capital de la república.

TEGUCIGALPA

El Tribunal Superior de Cuentas (TSC) encontró inconsistencias en el manejo del préstamo por 20 millones de dólares (340.1 millones de lempiras) otorgado por el Gobierno de Taiwán al Instituto Hondureño del Café (Ihcafé).

El informe de auditoría revela que las partidas contables no cuentan con la documentación soporte que sea comparable y verificable. Indica que el Ihcafé realizó inversiones en Certificados de Depósito no autorizados por el Consejo Nacional del Café (Conacafé), según el Decreto 185-2011, por L142.8 millones.

Otra inconsistencia es que la base de datos de los productores de café beneficiados con el préstamo no está actualizada. También hay falta de seguridad y resguardo de la documentación soporte en el Ihcafé y extravío de expedientes. “De los 81,888 expedientes de los productores solo se cuenta con 55,229, ya que 26,659 están en calidad de extraviados y que según declaraciones oficiales, fueron sustraídos de la bodega donde se encontraba la documentación”.

El informe detalla que al 31 de diciembre de 2018 la disponibilidad de los fondos del préstamo fue de 267.9 millones de lempiras. Desembolsaron 349.1 millones de lempiras a 70,068 productores, pero detectaron que 13,047 productores debieron pagar 54 millones de lempiras; sin embargo, pagaron 96.7 millones, o sea 42.7 millones de lempiras más de lo que debían.

Además, hubo incumplimiento del Conacafé en no emitir los criterios de utilización para capitalizar el Instituto de Previsión del Caficultor y mejorar la calidad educativa del sector cafetalero.

Indica que los fondos disponibles se invirtieron en certificados de depósito en diferentes instituciones bancarias, sumando 164.7 millones de lempiras que no produjeron beneficios al sector incumpliendo el objetivo del préstamo que era atender la crisis de la caficultura.

El TSC da un plazo de 15 días hábiles al Ihcafé para presentar un plan de acción para ejecutar las recomendaciones.

El presidente del Ihcafé, Pedro Mendoza, dijo a periodistas que revisarán el informe del TSC y se pronunciarán sobre ello la próxima semana. El productor Fredy Pastrana exigió “que se suspenda la actual junta directiva y el actual gerente porque así como este informe los productores empezamos a dudar de cómo se han manejado al menos 6,000 millones de lempiras que hemos aportado en los últimos 20 años”. Agregó que “confiamos en la institucionalidad, esperamos que se aclare y que establezcan los correctivos a los responsables”.

La Prensa