Gobierno está listo para definir de cuánto será el aumento al salario: JOH

Olvin Villalobos, ministro de Trabajo, dijo que las centrales obreras solicitaron la convocatoria.

Carlos Madero y Olvin Villalobos convocaron ayer en conferencia de prensa para el lunes a las comisiones.
Carlos Madero y Olvin Villalobos convocaron ayer en conferencia de prensa para el lunes a las comisiones.

Tegucigalpa, Honduras.

Autoridades de Gobierno anunciaron ayer que están listas para definir el nuevo incremento al salario mínimo en caso de que fracase la reunión entre obreros y patronos convocada para el lunes próximo.

“Si no llegan a acuerdo pronto, si no, como dice la ley, el Presidente de la república tendrá que tomar una decisión y vamos a tratar de ser lo más justo posible y nos vamos a auxiliar de economistas y expertos para poder atender como corresponde con ese aumento del salario mínimo”, expresó Juan Orlando Hernández en un evento público en Quimistán, Santa Bárbara.

Carlos Madero, ministro coordinador general del Gobierno, dijo en una comparecencia junto con el ministro de Trabajo, Olvin Villalobos, que ya tuvieron una reunión técnica donde un equipo de analistas les ha mostrado los diferentes escenarios que se han llevado a cabo en las negociaciones hasta el momento y los posibles escenarios que ocurrirán si el Gobierno toma la decisión.

LEA: Empresarios y trabajadores anuentes a seguir negociación del salario mínimo

Por su parte, el ministro de Trabajo, Olvin Villalobos, dijo que recibieron solicitud de las centrales obreras para convocar a la reunión de las partes.

Madero comentó que Villalobos, por su parte, reiteró que se agotará la última instancia de negociación y, de haber un acuerdo, en el marco de la Ley del Salario Mínimo, se turnará al Poder Ejecutivo para que pueda tomar la decisión.

Los obreros y empleadores no han logrado un acuerdo esta vez por tener propuestas muy diferentes. Los obreros, por su lado, piden un aumento de 4.01% para empresas de 1 a 10 trabajadores; 4.50% para las de 11 a 50; 5% para las de 51 a 150, y 6% para las de 151 en adelante. Argumentan que los empleados fueron afectados por la crisis y además por ley las empresas están obligadas a reconocer al menos la inflación que refleja el aumento del costo de vida. Este indicador cerró en 4.01% en 2020, y a ello deben sumarle la productividad.

Mientras que los empleadores propusieron no aumentar en las empresas que tienen de 1 a 50 trabajadores, 1% para las de 51 a 150, y 4.01% para la gran empresa de 151 trabajadores en adelante.

Este sector advierte que habrá más informalidad, así como mayor cierre de empresas y empleos.

Economistas consultados piden no politizar el tema y lograr un acuerdo que beneficie a los trabajadores y a empresas afectadas por la crisis.

La Prensa