Sistema financiero se lanza con productos a la medida del agro

A través de 91 intermediarios financieros, el productor puede calificar para Agrocrédito, que goza de plazos largos y tasa de 8.7% para el desarrollo de la actividad.

El productor puede ir a cualquiera de los 91 intermediarios financieros para solicitar el Agrocrédito.
El productor puede ir a cualquiera de los 91 intermediarios financieros para solicitar el Agrocrédito.

SAN PEDRO SULA.

Honduras es el tercer país más afectado en el mundo por huracanes y sequías. Desde 1998 a la fecha, el país ha registrado 68 eventos naturales catastróficos, de los cuales tres han sido magnitudes que requieren transformación.

El cambio climático provoca, entre otros efectos, que el agro sea considerado como un sector de alto riesgo financiero.

A principios de este año, el Gobierno, a través de Banhprovi, lanzó Agrocrédito, un proyecto que según su titular Mayra Falck, “ha sido creado y diseñado a la medida del sector productivo y por eso tiene períodos de gracia amplios, plazos largos y una tasa de un 8.7%”.

Este producto financiero está dirigido a personas naturales y jurídicas que desarrollan proyectos agroalimentarios y agroindustriales que procesen alimentos, y que buscan sistemas de riego o inversiones en estructuras.

Previendo que “no todo mundo puede aspirar a un agrocrédito, porque se accede por los intermediarios financieros, la estrategia que ha usado Banhprovi es ampliar a 91 intermediarios financieros”, agregó Falck. Con ello, estos créditos pueden ser solicitados a través de los 14 bancos que conforman el sistema financiero nacional, cooperativas, centrales de cajas rurales o financieras.

Agrocrédito nace en medio de la pandemia, para incentivar la economía prestando con garantías al agro.

Una vez hecha la solicitud, cuyos requisitos son a criterio de cada institución, esta será analizada para determinar si el crédito puede ser aprobado.

Los montos máximos para créditos dirigidos a sistemas de riego y estructura protegida son de L15 millones: en maquinaria agropecuaria, de L5 millones, y de servicios de asistencia técnica al agro, de L10 millones.

“Los productores que no pueden acceder a estos fondos y que necesitan inclusión financiera pueden utilizar las garantías recíprocas al 90%”, dijo Falck.

La Prensa