Se profundiza crisis en sector del café de Honduras: los precios siguen en caída

Este año, además del bajo precio, la crisis sanitaria por el coronavirus amenaza con dificultar la recolección o corte del grano.

Fernando Montoya supervisa los cultivos de café de su familia en Olancho.
Fernando Montoya supervisa los cultivos de café de su familia en Olancho.

Tegucigalpa, Honduras.

La crisis económica para los productores de café parece nunca acabar y con la llegada del covid-19 se empeora.

El precio del grano en el mercado internacional ha caído en los últimos tres meses de forma consecutiva.

El quintal de 46 kilogramos se mantiene alrededor de 100 dólares en el mercado internacional, un precio que está por debajo del costo de producción.

La nueva cosecha 2020/2021 comienza en octubre próximo y las expectativas no son nada alentadoras.

LEA: Ingreso promedio bajará a los niveles de hace diez años

Los productores de tierra adentro esperan con ansias las cortas en la temporada.

Sin embargo, este año además del bajo precio, la crisis sanitaria por el coronavirus amenaza con dificultar la recolección o corte del grano, ya que de mantenerse los brotes de contagios no habrá movilización de cortadores hacia las fincas.

Por otra parte, si a nivel mundial las cafeterías continúan cerradas, la demanda bajará considerablemente.

“Estamos preocupados, no tanto por el precio actual de la bolsa, si no de las repercusiones económicas a nivel mundial y en el caso del café se han cerrado varios miles de cafeterías lo que provoca que disminuya la demanda”, dijo Fredy Pastrana, productor de El Paraíso. La esperanza para el sector cafetalero es que bajen los contagios a nivel mundial porque podría aumentar la demanda de café y, por ende, el precio, explica Pastrana.

Las ventas

Las exportaciones de café en la actual cosecha 2019/2020 suman 6.5 millones de quintales, mostrando una disminución del 15% comparado con los 7.6 millones de sacos registrados en el mismo período del año 2018-2019. El valor de las exportaciones es de 818.7 millones de dólares, es decir que el sector cafetalero ha generado más de 20,000 millones de lempiras.

Aporte del sector caficultor

El aporte económico y el impacto social de la actividad cafetalera es relevante para Honduras, que es el quinto mayor exportador de café en el mundo, el tercero en Latinoamérica y el primero en Centroamérica.

En su mayoría, las divisas que vienen por la exportación de café van para la zona rural. De los 120,000 caficultores hondureños, el 92% son pequeños productores, que tienen parcelas de menos de cinco manzanas de cultivo, según el Ihcafé. Estas razones, según economistas, son suficientes para mejorar la logística que facilite la exportación, tecnificar las parcelas y controlar las plagas. Además, garantizar el apoyo financiero a los productores.


Con la actual crisis se prevé un aumento en la pobreza y mayor migración hacia otros países.

tegucigalpa. La crisis económica para los productores de café parece nunca acabar y con la llegada del covid-19 se empeora.
El precio del grano en el mercado internacional ha caído en los últimos tres meses de forma consecutiva.
El quintal de 46 kilogramos se mantiene alrededor de 100 dólares en el mercado internacional, un precio que está por debajo del costo de producción.
La nueva cosecha 2020/2021 comienza en octubre próximo y las expectativas no son nada alentadoras.
Los productores de tierra adentro esperan con ansias las cortas en la temporada.
Sin embargo, este año además del bajo precio, la crisis sanitaria por el coronavirus amenaza con dificultar la recolección o corte del grano, ya que de mantenerse los brotes de contagios no habrá movilización de cortadores hacia las fincas.
Por otra parte, si a nivel mundial las cafeterías continúan cerradas, la demanda bajará considerablemente.
“Estamos preocupados, no tanto por el precio actual de la bolsa, si no de las repercusiones económicas a nivel mundial y en el caso del café se han cerrado varios miles de cafeterías lo que provoca que disminuya la demanda”, dijo Fredy Pastrana, productor de El Paraíso. La esperanza para el sector cafetalero es que bajen los contagios a nivel mundial porque podría aumentar la demanda de café y, por ende, el precio, explica Pastrana.

Las ventas. Las exportaciones de café en la actual cosecha 2019/2020 suman 6.5 millones de quintales, mostrando una disminución del 15% comparado con los 7.6 millones de sacos registrados en el mismo período del año 2018-2019. El valor de las exportaciones es de 818.7 millones de dólares, es decir que el sector cafetalero ha generado más de 20,000 millones de lempiras.

Aporte del sector caficultor. El aporte económico y el impacto social de la actividad cafetalera es relevante para Honduras, que es el quinto mayor exportador de café en el mundo, el tercero en Latinoamérica y el primero en Centroamérica.
En su mayoría, las divisas que vienen por la exportación de café van para la zona rural. De los 120,000 caficultores hondureños, el 92% son pequeños productores, que tienen parcelas de menos de cinco manzanas de cultivo, según el Ihcafé. Estas razones, según economistas, son suficientes para mejorar la logística que facilite la exportación, tecnificar las parcelas y controlar las plagas. Además, garantizar el apoyo financiero a los productores.
Con la actual crisis se prevé un aumento en la pobreza y mayor migración hacia otros países.

La Prensa