Más noticias

Deuda de la Enee alcanzó los L68,000 millones en marzo

Economistas de la zona noroccidental solicitan al Gobierno que se elabore un programa de recuperación de la estatal eléctrica.

 Las pérdidas técnicas de transmisión son unas de las causas principales para el desperdicio de energía comprada. Foto archivo
Las pérdidas técnicas de transmisión son unas de las causas principales para el desperdicio de energía comprada. Foto archivo

San Pedro Sula, Honduras

Ante la crisis actual del sistema energético en el país, el Colegio Hondureño de Economistas (CHE) capítulo noroccidental solicitó al Gobierno realizar un programa auténtico de recuperación de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee).

Para los economistas, los problemas de la estatal eléctrica son una amenaza para todos los sectores productivos y los hogares de Honduras.

23,000
millones de lempiras vendió la Enee en energía eléctrica en 2018. Se estima que el 35% de la energía comprada se pierde.

Según el último balance de la Enee, la deuda de corto y largo plazo asciende a L68,000 millones, lo que representa casi el 25% de la deuda total del Gobierno.

El CHE señaló en un comunicado que la crisis es producto de los compromisos que se han hecho durante los últimos años que obligan a la Enee a pagar altos precios por la energía.
Además, los economistas criticaron los aumentos acordados por la Comisión Reguladora de Energía Eléctrica a la tarifa de energía, sin haber agotado las instancias internas para ajustar las cuentas de la institución.

Ante estas situaciones, el CHE plantea al Gobierno que un órgano independiente revise todos los contratos de compra de energía adjudicados por las autoridades y declarar nulos aquellos con cláusulas que afecten la salud financiera de la Enee.

De igual forma que se investigue la forma en que fueron adjudicados los contratos de generación de energía a empresas de maletín.

Los economistas piden que se establezca un plan efectivo de reducción de las pérdidas técnicas y no técnicas del sistema, sometiendo a la Empresa Energía Honduras a un proceso de evaluación de cumplimiento de sus obligaciones.

El documento manifestó que se deben agotar todas la medidas de ahorro y ajuste antes de endeudar a la Enee y eliminar la corrupción en los precios de compra.

Por último, el CHE solicitó un plan de reactivación de las plantas propias de la Enee para tener energía más barata.