TEMAS DESTACADOS:
Madrid, España.

La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) ha emitido un comunicado en el que expone su punto de vista sobre la situación del jugador del FC Barcelona, Ousmane Dembélé.

Dembélé fue apartado del equipo por decisión de Xavi Hernández, quien lo dejó afuera para el partido de los octavos de final contra el Athletic Club de Bilbao, un día después de anunciar en conferencia de prensa que el extremo francés o renueva o se marcha del club.

La AFE considera que “la suscripción de un contrato de trabajo como futbolista profesional le obliga a prestar sus servicios por cuenta del club siguiendo las instrucciones que se le faciliten”.

Por otro lado, “el club está obligado a abonar los salarios pactados y a permitir la prestación de los servicios en las mismas condiciones que el resto de sus compañeros, sin que pueda existir ningún tipo de discriminación, ni presión para que el deportista renuncie a sus derechos laborales”.

La Asociación entiende “que la renovación de un contrato requiere del acuerdo de voluntades de las dos partes. Dicho acuerdo de voluntades debe ser emitido libremente sin que existan condicionantes externos que limiten o coarten la libertad de contratación del futbolista profesional”.

Por otro lado se afirma que “es cierto que un futbolista profesional no tiene el derecho a ser alineado ni siquiera convocado en todos los partidos, sino a ser tratado en las mismas condiciones que sus compañeros y estar en disposición de disputar dichos partidos. Pero si esta circunstancia se pudiera entender como una presión para doblegar su voluntad, y además se producen declaraciones públicas reconociendo este tipo de presiones, estaríamos ante una actuación ilegal por parte de la empresa”.

AFE considera que “no llegar a un acuerdo para renovar un contrato de trabajo no supone un incumplimiento laboral, por lo que no podrá tener ninguna consecuencia para la prestación de los servicios”.

Y finaliza afirmando que “la no alineación de un futbolista durante un periodo de tiempo sin que exista lesión, enfermedad o impedimento físico alguno, supone una devaluación de su imagen y de su caché deportivo que incidirá negativamente en sus contrataciones futuras”.

“ACOSO LABORAL”

Pedro Bravo, agente y Presidente de la Asociación Española de Agentes de Futbolistas (AEAF), dijo en el programa ‘El Chiringuito’ que presenta Josep Pedrerol que “lo de Xavi Hernández con Ousmane Dembélé es acoso laboral”.

“Xavi le ha hecho un flaco favor al Barcelona y la ha hecho un favor tremendo a Dembélé. No es lo que diga Xavi, es lo que dice un Real Decreto que es el 1.006/85 que regular la relación especial de los deportistas profesionales, y que dice que “los jugadores tienen el derecho a la ocupación efectiva, no pudiendo ser apartados ni excluidos de ninguna salvo por lesión o por expediente”. Y aquí no pasa esto”, explicó Pedro Bravo sobre la postura de Xavi con Dembelé de que “o renueva o le buscaremos una salida”.

“El Barcelona, como toda empresa, tiene un derecho con Dembélé que es despedirlo. El resto de lo que está sucediendo está dando muchos argumentos a un posible enfrentamiento por la vía laboral al Barcelona y su abogado. Todo lo que está pasando tiene nombre en la jurisdicción laboral, y se llama acoso laboral”, advirtió Pedro Bravo.