Houston, Estados Unidos.

Vestidos con los colores de la Selección Nacional, la familia de Boniek García llegó al entrenamiento este domingo en Houston y los que mas llamaron la atención y son reconocidos en el sector, son los gemelitos.

Boniek José y Jaden Boniek de tres años con el balón en manos, vestidos con uniformes deportivos se acercaron para ver como su padre estaba en plena práctica preparando el juego ante Guayana.

Ivannia Reyes, esposa de Boniek junto a su hija mayor, Lourdes García, se sentaron a un lado de la cancha a ver como su esposo y padre de los nenes, miraban la dura práctica de Pinto.

'Ellos son muy queridos aquí porque cuando vienen les gusta hacerse fotos. Ellos adoran el balón, les encanta pegarle y ambos son zurdos', cuenta Ivannia.

Cuando el entrenamiento estaba a puerta cerrada para los medios de comunicación uno de los vigilantes del Houston Dynamo reconoció a los gemelitos y de inmediato dijo: 'Los babys de Bobiek García', afirmó en un español bastante claro y les autorizó ingresar a la práctica.

Foto: La Prensa

Los hijos de Boniek son igual que su padre, apasionados al fútbol. Foto Ronald Aceituno.

Foto: La Prensa

La familia de Boniek llegó a darle el apoyo al seleccionado. FOTO Ronald Aceituno.
Sin soltar la pelota, los niños de Boniek se sentaron a un lado del campo sin perderse detalles de los entrenamientos que hace Honduras en las canchas del Houston Dynamo.